iContainers alerta del impacto de la guerra comercial y el Brexit para el sector marítimo

por El Vigía

2019 será un año de incertidumbre y transición para el transporte marítimo. Es la previsión de iContainers para este nuevo año, al considerar que la guerra comercial entre China y Estados Unidos y la salida del Reino Unido de la UE «vivirán durante el primer trimestre del año avances cruciales que podrían tener una significativa repercusión en la industria durante los próximos meses o incluso años».

“El desarrollo de la guerra comercial tendrá capacidad para provocar un profundo impacto en los movimientos de comercio internacional, por lo que todos los actores de la industria estamos siguiendo muy de cerca los avances”, asegura Klaus Lysdal, vicepresidente de operaciones de iContainers.

“Estamos hablando de los dos mayores socios comerciales del mundo que continúan sumidos en la disputa arancelaria. El impacto potencial que esto podría tener en la capacidad global de la industria es enorme. Muchas empresas ya han vivido momentos difíciles tras la primera ronda de aranceles, pero con suerte algunas de estas medidas serán suavizadas, lo que permitiría la recuperación», explica Lysdal.

Actualmente Estados Unidos mantiene una tregua de 90 días mientras continúan las negociaciones con China. De no alcanzarse un acuerdo antes de la fecha límite del 1 de marzo, la subida arancelaria pasaría del 10% al 25% y afectaría a mercancías chinas por valor de 200.000 millones de dólares.

Desde la transitaria destacan, además, el impacto que representa el Brexit, considerada como «otra preocupación que podría plantear grandes desafíos para el transporte internacional este año». A la espera de que el parlamento británico acuerde su plan de salida, «la incertidumbre está causando una creciente sensación de inquietud entre los expedidores y los proveedores logísticos, especialmente entre aquellos vinculados comercialmente con el futuro ex-miembro de la UE», sostiene Icontainers.

En este sentido, Klaus Lysdal considera que «el Brexit plantea otro de los grandes interrogantes de 2019. Nos movemos en aguas inexploradas, pero sin duda harán falta nuevas regulaciones, tiempo para implementarlas y para acostumbrarse a ellas. No obstante, no podemos saber hasta qué punto será fluida la transición.”

Otro factor relevante para la empresa es la adaptación a la IMO 2O2O. Faltan apenas 11 meses para su entrada en vigor, que supondrá que el límite del contenido de azufre en el combustible usado por los buques portacontenedores bajará del 3,50% al 0,50%.

“Creo que 2019 será un año de transición para el transporte marítimo, puesto que la industria en su conjunto tendrá que prepararse para poder cumplir con el nuevo límite de la IMO 2020,” declara Lysdal, que considera que “ante un cambio de tal magnitud, normalmente cada naviera aborda la adaptación de una manera diferente. Pero en este caso, parece que todas están siguiendo el mismo patrón e intentando poner sus planes en acción.”

De acuerdo con iContainers, entre otros temas que dominarán la industria este año se encuentra la automatización, «que vivirá avances muy interesantes durante 2019 aunque la mayor parte de los progresos no se producirán a gran escala».

“Este año veremos novedades en la automatización del transporte marítimo, pero sucederán en pequeñas piezas de la cadena. Más que un cambio masivo en la industria, serán las empresas individuales las que automaticen sus procesos contribuyendo a la eficiencia de la industria en su conjunto” sostiene Lysdal. “Definitivamente nos queda mucha automatización por ver. Sea en terminales, navieras, almacenes, camioneros o transitarios, se están dando avances y los veremos durante 2019″, asegura.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies