IAG se compromete a alcanzar en 2050 el objetivo de cero emisiones de CO2

por El Vigía

El grupo de aerolíneas International Airlines Group (IAG) ha anunciado este jueves su compromiso de alcanzar emisiones netas cero de CO2 en el año 2050. Para llevarlo a cabo, el grupo ha explicado algunas de las iniciativas medioambientales que aplicará para mejorar su eficiencia.

Por una parte, British Airways compensará las emisiones de carbono de todos sus vuelos domésticos a partir del año 2020. La compañía invertirá en proyectos verificados de reducción de carbono equivalentes a las emisiones de CO2 generadas en sus vuelos dentro del Reino Unido. Estos incluyen proyectos de energía solar y programas de reforestación y plantación de árboles en Sudamérica, África y Asia.

IAG también invertirá 400 millones de dólares en combustibles sostenibles de aviación durante los próximos 20 años. Esto incluye la asociación de British Airways con la compañía especializada, Velocys, para construir la primera planta europea de reciclaje de residuos domésticos para su conversión en combustibles de aviación, que iniciará operaciones en 2024. El grupo señala que esta instalación transformará residuos domésticos destinados a vertederos en combustible sostenible, que genera un 70% menos de emisiones de CO2 que el combustible fósil.

Además, sustituirá aeronaves antiguas de la flota de IAG por 142 aviones nuevos en los próximos cinco años, valorados en 27.000 millones de dólares a precio de catálogo y que son hasta un 25% más eficientes.

Por último, el grupo también explora la nueva tecnología que permite capturar carbono de la atmósfera gracias la asociación con la compañía norteamericana, Mosaic Materials, que participa en la aceleradora de start-ups de IAG, Hangar 51. “Esta empresa ha desarrollado un material innovador que permite remover las emisiones de CO2 directamente desde la atmósfera”, explica la aerolínea.

“A día de hoy, la aviación representa el 2% de las emisiones globales de CO2. “Estamos invirtiendo en nuevos aviones y en tecnología innovadora para reducir nuestra huella de carbono en una industria donde actualmente no hay alternativa al combustible fósil”, señala consejero delegado de IAG, Willie Walsh.

“La aviación depende directamente de los combustibles fósiles por lo que es esencial que los gobiernos apoyen los esfuerzos de la industria para reducir las emisiones de CO2, proporcionando incentivos para acelerar la inversión en nuevas tecnologías”, sostiene Walsh.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies