Hupac y el puerto de Amberes ultiman un servicio ferroviario semanal con China

por El Vigía

17424

El operador ferroviario suizo Hupac y el puerto de Amberes han anunciado la puesta en marcha, a partir del mes de mayo, de un servicio ferroviario semanal que conectará el puerto belga con la megalópolis china de Chongging. La noticia aparece pocos días después de que la compañía alemana DB Schenker realizara con éxito un experimento consistente en operar un tren de contenedores entre Chongging y Duisburgo (Alemania).

El 4 de abril DB Schenker anunció que había llegado a Duisburgo un tren de mercancías que había salido de Chongging 16 días antes, en los que había recorrido 10.300 kilómetros a través del sur de Mongolia, Kazakhstan, Rusia, Bielorrusia y Polonia, antes de entrar en suelo alemán. El trayecto seguido, bautizado como «ruta del sur», no fue la del clásico transiberiano, con lo que la distancia se redujo en unos 2.000 kilómetros.

Apodada la «ciudad de las luces», Chongging, en el cauce del río Yangtsé, tiene una población de cerca de 30 millones de habitantes y es una de las ciudades del mundo que ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos años. La ciudad se ha convertido en un importante polo industrial, de varios sectores, y tiene en Europa su principal mercado exportador. La mayor parte de los productos se exportan por vía marítima (algunos lo hacen en avión), pero sólo para llegar a un puerto chino se necesitan tres días.

Estos 16 días de «transit time», según el mayor operador europeo, representan aproximadamente la mitad de lo que hubiera tardado la carga en llegar en barco, si bien implican un mayor número de trámites aduaneros. «Esperamos haber convencido a nuestros clientes de las ventajas de este tren. De acuerdo con nuestra planificación, y si hay demanda suficiente, durante este año empezará un servicio regular ferroviario entre China y Alemania», explicaba en la nota de prensa Karl-Friedrich Rausch, responsable de transporte y logística del operador ferroviario alemán.  

Pero Hupac y la Autoridad Portuaria de Amberes parecen haberse adelantado a DB Schenker, puesto que, según publica la prensa especializada belga, el servicio regular entre la terminal Combinant del puerto belga y  Chongging empezará el próximo mes, si bien la previsión es que el «transit time» sea de tres semanas. Helen Wachter, directiva del puerto de Amberes, entiende que este servicio no va a ser competencia del transporte marítimo, si bien puede ser competitivo para algunos productos, como los químicos o el material electrónico. La fecha para la puesta en marcha del servicio está pendiente de que las autoridades aduaneras belgas y las chinas definan los protocolos para los controles fronterizos.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies