Guitrans lamenta que los nuevos peajes penalicen más al transportista guipuzcoano

por El Vigía

La patronal Guitrans ha vuelto a arremeter contra los peajes de Gipuzkoa, “que siguen penalizando injustamente al transporte guipuzcoano”. Más a partir de la última modificación del sistema AT implantado en la N-I y A-15, que grava en mayor medida a los transportistas locales. Así, un vehículo que pasa por los tres arcos paga 1,57 euros menos desde el pasado 14 de mayo, mientras que un vehículo que pase cuatro veces por el de Andoain (el más usado en el transporte interior) paga 3,24 euros más. “Otra vez sale perdiendo el transportista guipuzcoano, sin que de momento haya noticias de posibles descuentos por su uso intensivo, ni por la mejor eficiencia medioambiental de los vehículos”, lamenta la patronal.

El sector supone un 4,4% del PIB, empleando a 12.000 trabajadores en Gipuzkoa y transportando 34,9 millones de toneladas al año por carretera. La organización reclama una inspección “eficaz y coordinada” entre las administraciones competentes, para actuar contra el dumping social ejercido por las empresas buzón. Los datos de inspección de 2018 “muestran claramente que esta inspección es insuficiente, ya que tan solo el 7% de los vehículos controlados es extranjero, cuando la cuota de mercado que copaban en 2016 era superior al 30%(1) y desde entonces ha aumentado”.

MARIO PALACIOS
“Un año más, y van muchos, se constata que el aumento de actividad no va acompañado de un aumento de rentabilidad”

En la asamblea general de socios celebrada el pasado sábado en Donostia, el presidente de Guitrans, Mario Palacios, ha considerado “imprescindible que el sector se cohesione en torno a sus reivindicaciones más urgentes para hacer valer su importante peso específico”. Los costes del transporte en la provincia han subido en 2018 un 1,3%, “pero los precios, en el mejor de los casos, se han mantenido, y en muchas ocasiones han bajado”. Los empresarios culpan a la competencia desleal ejercida por empresas deslocalizadas, “que está alterando tanto el mercado que resulta imposible actualizar los precios”.

Palacios ha expuesto la importancia de que el paquete de movilidad europeo, que se está tramitando actualmente, se convierta en un marco legislativo homogéneo para el sector, “de manera que todos juguemos con las mismas cartas”.

La caída de actividad del transporte guipuzcoano, motivada por el “imparable” descenso del número de empresas y de autorizaciones de transporte en los últimos años, supone un descenso de la recaudación para la Hacienda foral de 34,5 millones de euros al año, según la patronal Guitrans. En Gipuzkoa, actualmente operan 1.058 empresas menos que en 2008 y se han reducido en 1.498 las licencias de transporte. Se calcula que un camión paga 23.000 euros de impuestos al año.

RETENCIONES EN BIRIATOU

Finalmente, las retenciones en Biriatou que se producen uno de cada dos días representan “cuatro largos años de pérdidas de tiempo y dinero”. Un camión que hubiera estado en todas las retenciones producidas habría acumulado una pérdida de 40.000 euros, “algo intolerable sobre todo teniendo en cuenta que estas retenciones solo se producen en el lado guipuzcoano”. Palacios ha informado a los asistentes del ultimátum lanzado por el Comité Nacional de Transporte al Gobierno para resolver esta cuestión.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies