NoticiasLogística

Grupo Sesé asume la logística SKD del Volkswagen Polo desde Navarra hasta Argelia

El Vigía

14 febrero, 2018

La compañía aragonesa afianza su presencia en el Norte de África

Grupo Sesé se ocupará de la logística SKD del Volkswagen Polo, del que está previsto enviar entre 200 y 300 a la semana desde la factoría del fabricante alemán en Pamplona a las nuevas instalaciones inauguradas hace seis meses en Argelia. Mediante el sistema SKD (semi knocked down, parcialmente desmontado en español), los coches llegan al país magrebí semidesmontados, con la carrocería separada de elementos como el motor o el tubo de escape.

Volkswagen y su socio local Sovac, mediante una joint-venture multimarca, inauguraron en el mes de julio pasado una planta de ensamblaje en Argelia con capacidad para producir diferentes modelos del consorcio. Para desarrollar la primera fase de esta compleja operación logística escogieron a Grupo Sesé. El despiece de los vehículos comienza en Seat Martorell, que son luego traslados hasta el continente africano; continúa en Argelia con el traslado de los componentes del vehículo desde el puerto hasta una planta del Grupo Sesé y Sovac (2S Logistics), y el posterior suministro de éstos a la nueva planta para su montaje final.

Según la compañía aragonesa, “el éxito de la operativa ha llevado a ensamblar en este mes de febrero el Ibiza número 10.000, y en modelos como el Golf, Octavia o Caddy se han alcanzado los 20.000 vehículos, lo que ha permitido que el fabricante confíe a Sesé la segunda fase de la logística SKD para el Polo que se fabrica en Navarra.

Según la responsable de Logística de Grupo Sesé, María Trueba, “desmontar y embalar un coche para que llegue en condiciones óptimas no es una tarea sencilla, puesto que hay que cumplir con los estándares de la automoción. En nuestra experiencia, la clave del éxito de este proyecto reside en la coordinación de todos los elementos de la cadena de suministro desde el transporte en portavehículos, desmontaje y embalado en planta, posterior envío marítimo y gestión logística en la planta de Relizane”.

Este nuevo contrato permite a Sesé consolidar su presencia en el norte de África, donde ahora cuenta con casi 200 trabajadores, de los 8.000 que tiene repartidos en Europa, África y América. La compañía pretende alcanzar a finales de este 2018 una facturación superior a los 800 millones de euros.