Grimaldi apunta a dos vehículos como origen del incendio del buque ‘Grande Europa’

por El Vigía

Grupo Grimaldi investiga dos vehículos nuevos como posible origen del incendio del buque Ro-Ro Grande Europa mientras navegaba a unas 25 millas de Palma de Mallorca. Construido en 1998 y con bandera italiana, la nave del grupo napolitano zarpó de Salerno el lunes 13 de mayo con destino al puerto de València. A bordo había 25 miembros de la tripulación y una carga compuesta por 1.687 vehículos (automóviles, camionetas, excavadoras), la gran mayoría nuevos, y 49 contenedores que contenían principalmente productos alimenticios.

La tripulación alertó poco después de la medianoche del pasado miércoles de que se estaba produciendo un incendio en uno de los puentes, que fue extinguido por la misma tripulación. A las cuatro de la madrugada se localizó un segundo incendio en otro puente, concretamente el ocho, que se extendió al nueve. El capitán del buque informó de los dos incendios a las autoridades italianas y españolas competentes, así como a la naviera. Por precaución, sobre las nueve y media de la mañana, 15 miembros de la tripulación fueron evacuados en un helicóptero de la Guardia Costera española y trasladados a la unidad de la Armada española Martín Posadillo. Las operaciones de extinción del fuego también continuaron con un remolcador de bomberos español. A las dos del mediodía, el incendio fue controlado y el Grande Europa fue remolcado hasta el puerto de Palma, con los motores en pleno funcionamiento.

LA NAVIERA RECLAMA CONTROLES MÁS ESTRICTOS

Las primeras investigaciones de la naviera apuntan a que los dos incendios habrían comenzado a partir de dos vehículos nuevos, para luego propagarse a otras unidades. La naviera italiana, que sufre su segundo percance grave este año tras el reciente naufragio del Grande America en aguas del Golfo de Vizcaya, reclama “controles y regulaciones más estrictos sobre las modalidades de transporte marítimo, no solo para carga rodada, sino también para contenedores”. En referencia a la carga rodada, la naviera requiere más controles sobre las baterías de los automóviles, “que pueden generar cortocircuitos e incendios a bordo y en las terminales portuarias”. Además, invoca la prohibición de la presencia de efectos personales en los vehículos usados embarcados en buques Ro-Ro. Respecto a contenedores, espera que la OMI convierta en obligatoria la certificación del llenado (stuffing) correcto de los contenedores con mercancías peligrosas.

Grupo Grimaldi ha expresado su agradecimiento por el éxito de las operaciones de extinción. En particular, destaca el hecho de que no haya habido daños personales y de que se hayan evitados daños ambientales. También ha reconocido a las autoridades españolas e italianas, a la Guardia Costera Española y a la Armada Española, “su pronta intervención”, y al personal del Corpo delle Capitaneria di Porto del centro de operaciones de IMRCC en Roma.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies