NoticiasCarretera

Gipuzkoa mantiene el peaje a camiones de la N-1 y la A-15 pese al fallo judicial que lo declara nulo

El Vigía

16 abril, 2018

Los transportistas guipuzcoanos exigen poner fin al canon

La diputada de Infraestructuras Viarias de la Diputación de Gipuzkoa, Aintzane Oiarbide, ha mostrado “su total desacuerdo” con la decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, contraria a la implantación de los peajes para camiones de la A-15 y la N-1 en Gipuzkoa, y ha anunciado que los servicios jurídicos de la institución foral ya están trabajando en el recurso de casación que interpondrá ante el Tribunal Supremo. Oiarbide ha recordado que, antes de dar el paso de implantar el sistema AT, la Diputación realizó “un estudio exhaustivo” para asegurar la legalidad del peaje y que, tras enviarlo a la Comisión Europea, éste ofreció su “aval jurídico”, tanto desde el punto de vista de su implantación como de los cánones establecidos.

“El sistema cuenta con las garantías jurídicas exigidas por la legislación europea y, además, su implantación ha contado con el apoyo político, sin oposición alguna, de las formaciones presentes en las Juntas Generales de Gipuzkoa, que, sin votos en contra, apoyaron la norma foral que regula el sistema AT“, ha expresado.

La diputada ha manifestado que el peaje para camiones en marcha desde el 9 de enero seguirá funcionando “a todos los efectos”, por lo que el cobro del canon no sufrirá variación alguna como consecuencia del fallo judicial.

Mientras, las asociaciones guipuzcoanas del transporte han reaccionado a la sentencia del TSJPV. La patronal Guitrans la califica de “positiva” en la medida en que elimina un “sobrecoste inasumible” para el sector, pero también muestra su preocupación por que el fallo se centre en un “supuesto trato de favor al transportista guipuzcoano, a nuestro juicio inexistente, ya que son los transportistas guipuzcoanos los más afectados por un peaje que, inevitablemente, han de utilizar de manera permanente, asumiendo un nuevo coste adicional que no puede repercutir en sus tarifas”.

Para el sindicato de transportistas Hiru, “es evidente que desde el principio el peaje ha sido una chapuza: la Diputación ha gastado millones de euros de todos los guipuzcoanos en estudios o en un software que no funciona bien, ya que ni siquiera es capaz de discriminar los vehículos adecuadamente, ya que cobra a los que en teoría no debería (furgonetas, autocaravanas, etc.) y no cobra a los que, bajo sus criterios, sí debería cobrar (camiones que sí llevan ViaT pero que el sistema no detecta). Hiru reclama a la Diputación que paralice ya el cobro del peaje por ser ilegal, ya que “continuar aplicando el canon sería hacer caso omiso a la justicia y, además, le pedimos que devuelva cuanto antes todo lo que ha cobrado ilegalmente”.