NoticiasCarretera

Gipuzkoa comienza a cobrar el peaje al transporte pesado pese a la presión del sector

El Vigía

9 enero, 2018

Los tres pórticos de la N-1 y la A-15 entran en funcionamiento

Los nuevos peajes de Gipuzkoa a los camiones de más de 3,5 toneladas son efectivos ya desde la medianoche del martes, cuando entró en funcionamiento el sistema AT en los tres pórticos de control ubicados en el puerto de Etzegarate (en el límite sur de la provincia), en el entronque de la A-15 con la N-I en Andoain, y en Irun. El importe total para los vehículos de más de 12 toneladas es de casi 7 euros (en concreto 6’89 euros) y para los de menor tonelaje de 5’5 euros. Esta vía registra un tráfico de más de 12.000 camiones al día, de los cuales el 60% son extranjeros. Según ha informado la Diputación Foral, el sistema ha comenzado a funcionar sin ningún incidente y ha identificado 10.901 tránsitos entre el momento de entrar en funcionamiento y las 11:15 horas de ayer. El 75% de los transportes tenía TAG o un dispositivo similar, por lo que se ha realizado el cobro automáticamente.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, aseguró que el pago por uso es el futuro. “Esa es, tal como ordena la directiva europea, la manera más justa para garantizar el buen estado de las carreteras, sobre todo de las que son transeuropeas, como la N-1 y la A-15. De esta forma, podremos utilizar los recursos que antes necesitábamos para el mantenimiento de esa vía en el bienestar de los propios guipuzcoanos. Los tres millones que cuesta la conservación ordinaria de los tramos de carretera que desde hoy tienen canon, se podrán destinar a políticas sociales y a la reactivación de la economía”, afirmó Olano.

Con este nuevo canon la Diputación espera recaudar nueve millones de euros. Tres millones se destinarán a la mejora de la propia infraestructura (mejorar curvas, nuevos proyectos…); otros tres millones se utilizarán para la conservación ordinaria de la carretera, y el resto para la operadora que se encarga de gestionar el sistema AT.

12.000 camiones diarios, el 60% extranjeros

El peaje afectará a los camiones que circulen entre Irun y Etzegarate y el objetivo principal  es que los más de 12.000 camioneros que utilizan la N-I paguen por su uso. La N-1 es una infraestructura que está en el eje transeuropeo y un gran porcentaje de sus usuarios, sobre todo transportistas, son extranjeros. “Estos dos últimos meses hemos estado probando el sistema y los datos que han arrojado los arcos de Irun, Andoain y Etzegarate son contundentes: más del 60 % de los tráficos son extranjeros. Aunque del 40% restante, con matrícula española, no podamos especificar cuántos son guipuzcoanos, creemos que es un porcentaje muy elevado. Con este nuevo canon, por primera vez, todos los camioneros que no son del territorio contribuirán al mantenimiento y mejora de la N-I”, explicó Olano. Y añadió que “el sistema AT también equilibrará los tráficos, puesto que se prevé un trasvase de camiones de la N-I a la AP-8 y a la AP-1, lo que incidirá positivamente en nuestra red, descongestionando y equilibrando el tráfico de la N-I”.

Los transportistas que no dispongan de algún dispositivo compatible con VIA-T y utilicen la N-1 y la A-15 en sus trayectos deberán obligatoriamente, registrarse o bien en la página web de Bidegi, que se activó el 3 de enero, o bien utilizando uno de los cinco kioskos que se han colocado a lo largo del recorrido. En cuatro de los puntos (Alegia, Etzegarate y Oiartzun, en este último caso en ambas direcciones), personal de Bidelan ofrece información y ayuda en la inscripción al transportista que lo solicita, en horario de 8 de la mañana a 8 de la tarde hasta el próximo 19 de enero. Durante tres días (3, 4 y 5 de enero) 457 transportistas se han detenido en alguno de los cuatro puntos de atención que Bidegi ha instalado a lo largo del recorrido. El punto de mayor afluencia y donde más solicitudes de información se han realizado ha sido en Alegi, con 343 personas.

Por otra parte, a nivel de datos generales de registro en el sistema AT, desde el día 3 de enero (fecha en la que se habilitó el sistema) hasta el martes, 97 clientes han registrado 221 vehículos sujetos a cobro. También se han registrado 167 vehículos exentos de pago (vehículos transporte de personas). En atención al cliente de Bidegi se han atendido más de 2.000 llamadas pidiendo información en esta última semana. Actualmente, el 92 % de los transportistas que pasan por el peaje de Irun disponen de VIA-T o algún sistema compatible y no necesitarán hacer nada. El restante 8% deberá registrarse.

El peaje se ha instalado en tres puntos, en Irun, Andoain y Etzegarate, y las tarifas se abonarán dependiendo del recorrido. La tarifa menor (0,56 euros) será la que deberán pagar los camiones pesados de entre 3,5 y 12 toneladas a su paso por el arco de Andoain, y la mayor (6,89 euros), la que deberán pagar los pesados de más de 12 toneladas por realizar el recorrido completo entre Irun y Etzegarate.

Con el fin de afianzar el correcto funcionamiento del pago del canon, garantizar la seguridad y fluidez del tráfico y causar la mínima afección de tráfico, los transportistas no podrán pagar en metálico en el peaje de Irun, disponiendo de un mes para inscribirse en el sistema o agenciarse un VIA-T u otro dispositivo compatible.

Expectación en el centro de control de la concesionaria Bidegi en el primer día de funcionamiento de los peajes de la N-1 y la A-15 /Orain Gipuzkoa

Actualmente, apenas un 2,5% de los transportistas paga en metálico, mientras el 92% de los tránsitos ya disponen de un VIA-T compatible y el 5,4% pagan con tarjeta asociada a una cuenta corriente, por lo que ninguno de ellos necesitará darse de alta en el sistema y el cobro se hará automáticamente. El transportista debe introducir sus datos y medio de pago y quedará registrado al momento. Los usuarios que ya disponen de VIA T para la AP-8 y AP-1 no deben realizar ningún trámite, ya que este dispositivo es compatible con el nuevo sistema.

Para los transportistas que no lleven a bordo del vehículo el Vía T, los pórticos registran la matrícula del vehículo a su paso por cada uno de ellos, obligando al transportista a inscribirse, ya que en caso contrario tendrá un recargo del 20%. Si transcurridos dos meses no se ha procedido al pago, la Diputación incoará un procedimiento sancionador, con multa entre 150 y 1.999 euros, e intentará el cobro de la misma por la vía de apremio.

El sector del transporte se ha movilizado en las últimas fechas contra la entrada en vigor de un peaje considerado el comienzo de la implantación de la Euroviñeta en España. La protesta convocada la semana pasada por el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) tuvo una escasa repercusión en las carreteras guipuzcoanas, al no ser secundado por las organizaciones locales ni por la gran patronal del transporte internacional, Astic.

El sindicato guipuzcoano Hiru no ha tardado en recordar su oposición frontal al nuevo canon al transporte de mercancías. La portavoz de la organización, Jaione Ugalde, ha asegurado que “lejos de lo que llevan afirmando los diferentes gobiernos de la Diputación de Gipuzkoa, los más afectados seremos los transportistas de Gipuzkoa, los vascos por extensión, que además de a través de nuestros impuestos, tendremos que volver a pagar las infraestructuras vía peaje. Pero no nos rendimos: hemos luchado y seguiremos luchando para que los peajes no destruyan un sector estratégico del que casi nadie (sobre todos los gobernantes) se preocupa”.