NoticiasEnergía

Gasnam reclama un marco regulatorio para el gas renovable en el transporte

El Vigía

30 agosto, 2018

España solo dispone de una planta de biometano operativa

Gasnam, asociación ibérica para el fomento del gas natural y el gas renovable en el transporte marítimo y terrestre, ha trasladado al secretario de Estado de Energía, José Domínguez, sus propuestas para impulsar la movilidad sostenible con gas natural y gas renovable y su contribución a dos de los grandes retos de la sociedad actual: la mejora de la calidad del aire y la descarbonización del transporte. En la reunión mantenida con Domínguez, se han abordado los incentivos para la movilidad con gas natural, el gas natural como vector de entrada del gas renovable y la necesidad de establecer un marco regulatorio para esta energía renovable no eléctrica, la ampliación de la red de recarga y el establecimiento de peajes competitivos para el transporte marítimo y terrestre.

La asociación subraya la importancia del gas renovable en la descarbonización del transporte, dado que se trata de un combustible con un balance de cero emisiones de CO2. “El desarrollo del gas renovable para uso vehicular requiere avanzar de forma decidida en dos ámbitos: incentivar la ejecución de infraestructuras de generación de gas renovable y estructurar el adecuado marco normativo. A tal fin, debería establecerse un sistema de certificados de origen que, expedidos a solicitud del productor, permitan asegurar que el gas se ha obtenido con fuentes renovables, (tal y como sucede con la energía eléctrica de origen renovable), y establecer las condiciones de inyección en la red”, afirma Gasnam. Además, es totalmente intercambiable por el gas natural, lo que le permite distribuirse empleando las redes actuales. A pesar de su crecimiento imparable en Europa, con 400 plantas de biometano operativas, en España sólo existe una.

Por otro lado, Gasnam considera clave continuar con los incentivos a la sustitución de los combustibles convencionales por otros alternativos y ha recordado que los vehículos de gas natural beneficiados por el Plan Movalt 2017 desplazaron el 81% del consumo de combustible convencional, dado que fue la opción elegida mayoritariamente por los vehículos de uso profesional. Por ello, ha solicitado al ejecutivo que el reparto de las ayudas a la movilidad sostenible de 2018 considere las necesidades del transporte profesional de mercancías y pasajeros por carretera, sin olvidar al transporte marítimo, clave para el desarrollo económico y medioambiental del país.

El uso del gas natural en el transporte marítimo contribuirá significativamente a mejorar la calidad del aire en nuestros puertos y por tanto en nuestras ciudades, “pero para ello el marco regulatorio debe continuar avanzado”, afirma la organización. El RD 335/2018, de 25 de mayo, facilita la actividad de bunkering de gas natural licuado, estableciendo peajes en función de la cantidad de GNL cargado. “Sin embargo, la efectividad de las medidas llegará una vez publicada la orden ministerial donde se establezcan los precios de estos servicios”, añade.

Por otra parte, Gasnam considera que el sistema de peajes debe buscar formulas para incentivar el desarrollo de la infraestructura de suministro para el transporte por carretera (gasineras), debido a la dificultad para establecer una acertada predicción de la demanda en las estaciones de servicio, y, por tanto, la oportuna reserva de capacidad.