NoticiasMarítimo

Garcia-Milà afirma que los puertos del Mediterráneo deben prepararse para la Nueva Ruta de la Seda

El Vigía

16 mayo, 2018

El subdirector del puerto de Barcelona interviene en la Transport Logistic China 2018

El subdirector general del puerto de Barcelona y presidente de la Asociación Internacional de Puertos (IAPH), Santiago Garcia-Milà, ha asegurado que la ruta marítima entre Asia y Europa, pasando por el canal de Suez, “seguirá siendo la principal durante muchas décadas”, y que los puertos del Mediterráneo y del Norte de África deben prepararse para esta nueva situación, “que se convertirá en una oportunidad de crecimiento y modernización. Los enclaves de esta región deberán gestionar cuidadosamente sus planes de expansión, dando respuesta a las necesidades de crecimiento del tráfico marítimo, pero también analizando y controlando que cada inversión y decisión esté en sintonía con sus objetivos estratégicos”.

Garcia-Milà, que ha participado en la B & R Cumbre Internacional de Logística, Ruta de la Seda y Foro de Cooperación en Transporte Marítimo, en la Transport Logistic China 2018, la feria logística más importante de Asia, que se celebra en Shanghai hasta el 18 de mayo, ha realizado un análisis de los grandes flujos intercontinentales, entre los que destaca el intrasiático en primer lugar, seguido por el transpacífico y el euro-asiático. Este último, que superó los 23 millones de teus en 2017, es el que ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos 20 años.

Entre las diferentes opciones que se están planteando actualmente en la llamada Nueva Ruta de la Seda (la ruta ferroviaria que atraviesa todo Asia y Europa; la marítima por el Ártico; la transpacífica y transatlántica pasando por el canal de Panamá, y la ruta marítima del Índico y el Mediterráneo pasando por el canal de Suez), el alto directivo del enclave catalán ha argumentado que esta última ruta marítima, la más utilizada en el actualidad, seguirá siendo la principal durante muchas décadas. Por lo tanto, según el presidente del IAPH, los puertos que se extienden a lo largo de esta ruta marítima seguirán teniendo un papel protagonista en el comercio mundial. Las previsiones de tráfico entre Asia y Europa para 2040 son de 40 millones de teus y, en consecuencia, tanto las grandes navieras y operadores logísticos globales como las administraciones están realizando importantes inversiones en infraestructuras y servicios.

La IAPH ha iniciado un proceso de análisis de los cambios que la Nueva Ruta de la Seda llevará a los puertos europeos y asiáticos.

China es el primer socio comercial del puerto de Barcelona, tanto con respecto a las importaciones (el 44,3% de los contenedores de comercio exterior que se descargan en la capital catalana proviene del gigante asiático), como las exportaciones (China es el receptor del 11,6% de los contenedores que salen del recinto). Asimismo, el puerto de Barcelona es el primer puerto de España por los tráficos con el sudeste asiático, al vehicular el 39% de las importaciones y exportaciones españolas.