Galp intensifica su apuesta multienergética con un nuevo plan de inversiones

por El Vigía

Galp ha presentado en Londres la actualización de su estrategia y sus prioridades para los próximos cinco años.
Los principales pilares de la estrategia presentados «consolidan el perfil de Galp como una empresa multienergía, a través del desarrollo de proyectos a nivel mundial, y la creación de valor adicional, en sus negocios de downstream y de gas», explica la empresa en un comunicado.
En línea con esta estrategia, el área de exploración y producción absorbe alrededor del 85% de la inversión prevista para los próximos años. De este modo, entre 2016 y 2020, se espera que la inversión media anual se sitúe entre 1 millón y 1,2 millones de euros, suponiendo una disminución del 15% en comparación con los objetivos anteriores. En 2016, año en el que la inversión en Brasil y Angola ha alcanzado el valor más alto, se espera que el gasto de capital se sitúe entre los 1,1 millones y los 1,3 millones de euros.
El ritmo de crecimiento de la producción working interest de petróleo y gas se mantiene en relación con los objetivos establecidos en el plan anterior, con una tasa media de crecimiento anual entre 25% y el 30% para el período 2015-2020.
En el área de exploración y producción, la principal prioridad sigue siendo el desarrollo del proyecto de Lula/Iracema, que ya cuenta con cinco unidades de producción. Están previstas otras cinco unidades, una de las cuales debe entrar en producción a finales de este año. El consorcio ha puesto en marcha una serie de medidas de mitigación para garantizar que las unidades restantes cumplan con el calendario indicado. Hasta 2020, Galp debería tener en funcionamiento 216 plantas de producción en Brasil y Angola.
En Mozambique, Galp sigue centrada en la optimización de soluciones de desarrollo para el proyecto de gas en la cuenca de Rovuma, tanto en el área de Coral, donde se prevé la instalación de una unidad flotante de licuado de gas natural, como para las unidades onshore de procesamiento de gas que provienen del campo Mamba.
En el área de refino y distribución, las prioridades se centran en el aumento de la eficiencia energética y procesal, así como en la optimización de las inversiones y los costes, con el fin de mantener la generación de cash flow. La integración continua de actividades de refino y distribución y el crecimiento en los nuevos mercados son considerados igualmente importantes.
En ‘gas & power’, Galp continuará trabajando en la diversificación de sus fuentes de suministro y en el aumento de la actividad comercial en la Península Ibérica y otros mercados internacionales.
En términos financieros, las perspectivas de la empresa apuntan a una tasa de crecimiento anual compuesto del Ebitda de aproximadamente un 15% entre 2015 y 2020, suponiendo un barril de Brent de 35 dólares en 2016 y un aumento gradual hasta los 70 dólares por barril en 2020. En este sentido, desde Galp esperan que el Ebitda de 2016 se sitúe entre 1.200 millones y 1.300 millones de euros.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies