NoticiasFerrocarril

Galicia, Castilla y León y Asturias abogan por conectar los puertos del noroeste con el Corredor Atlántico

El Vigía

6 octubre, 2017

El lunes firmarán una declaración institucional en Santiago de Compostela

Galicia, Asturias y Castilla y León defenderán conjuntamente la integración del noroeste peninsular en el Corredor Atlántico de transporte de mercancías. Santiago de Compostela acogerá el próximo lunes un acto institucional en el que las tres comunidades formalizarán su unión en defensa de una modificación del corredor ferroviario que redunde en la mejora de la competitividad de los puertos del noroeste.

En el acto, la consejera de Infraestructura y Vivienda de Galicia, Ethel Vázquez, el consejero de Desarrollo y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suarez-Quiñones, y el consejero de Infraestructura, Planificación Espacial y Medio Ambiente del Principado de Asturias, Fernando Lastra, firmarán una declaración institucional de apoyo e impulso a la incorporación del noroeste al Corredor Atlántico.

El acto tendrá lugar en la Cidade da Cultura de Galicia y en ella los representantes de los tres gobiernos regionales reclamarán la necesidad de estas regiones de formar parte del Corredor Atlántico, por su rentabilidad económica y social y su potencial futuro.

Foto: Puertos del Estado

Foto: Puertos del Estado

A esta conferencia asistirán representantes de diferentes departamentos de la Administración pública, así como agentes sociales y corporativos. También estarán presentes las autoridades portuarias, cámaras de comercio y los principales grupos de empresarios.

La declaración institucional tiene como objetivo unir esfuerzos para defender la redefinición del corredor de ruta del Atlántico prevista para 2018 sirven para fortalecer la competitividad de las tres autonomías. Así, defiende priorizar el enlace ferroviario del corredor con los puertos españoles de Vigo, A Coruña, Gijón y Avilés, a través de Palencia y León. Los tres gobiernos autónomos comparten la naturaleza estratégica del Corredor Atlántico para contribuir a la política de transporte de la Unión Europea, luchar contra el cambio climático, fomentar el uso del ferrocarril y los puertos, y ofrecer una mayor competitividad a la economía.