Fomento licitará nuevos trenes para la línea Sagunto-Teruel-Zaragoza en abril

por El Vigía

El ministerio de Fomento sustituirá los viejos trenes de la serie 596 de la línea Sagunto-Teruel-Zaragoza con la licitación en abril de nuevas locomotoras. Así lo acordaron el pasado viernes las dos delegaciones encabezadas por el ministro José Luis Ábalos y el presidente aragonés, Javier Lambán, en una reunión calificada como «provechosa y cordial». Los populares tamagochis, llamados así por la continua atención técnica que requieren, son trenes diésel fabricados en 1983, que circulan a una media inferior a 60 kilómetros por hora debido a las deficiencias de la línea.

Ábalos ha anunciado que su Departamento tiene previsto invertir en torno a 400 millones de euros en los próximos cinco años para mejorar la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel-Sagunto e incorporar los nuevos trenes que se licitarán en abril. 

El ministro ha adelantado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 incorpora las partidas económicas precisas para realizar los estudios necesarios del corredor, así como para avanzar en la mejora de la línea Huesca-Canfranc y el estudio de la reapertura del túnel de Somport.

Por otro lado, Fomento nombrará a Juan Ángel Mairal nuevo coordinador para el corredor Cantábrico-Mediterráneo, mientras que los trabajos para la reapertura del Canfranc seguirán adelante. El equipo cuatripartito formado por los Gobierno de España y Francia y los gobiernos de Aragón y Aquitania se reunirá este trimestre “para revisar los trabajos que se están desarrollando y para plantear que, con fondos sobrantes de Conectar Europa, se pueda acceder a financiación nueva para la redacción de los proyectos del túnel”, según explicó Lambán. En este sentido, Ábalos pretende acordar con su homóloga francesa un calendario común para volver a tener operativa la línea internacional Zaragoza-Pau.

DESDOBLAMIENTO DE LA N-232

En materia de carreteras, Ábalos ha asegurado que se han superado las dificultades que paralizaron los trabajos de desdoblamiento del tramo Figueruelas-Gallur, que concluirá en 2020. En 2021 lo hará el tramo Gallur-Mallén. Respondía así a la preocupación mostrada por el Gobierno de Aragón ante la situación en la N-II, los retrasos en el desdoblamiento de la N-232 entre Mallén–Figueruelas y el déficit inversor para el desdoblamiento entre El Burgo de Ebro y Valdealgorfa.

El ministro ha anunciado que, en poco más de un año, Aragón dispondrá de dos vías de alta capacidad entre Zaragoza y Gallur, una libre, la autovía A-68 y una de peaje con bonificaciones para vehículos ligeros y pesados, la AP-68.

Además, se ha mostrado partidario de liberalizar las autopistas una vez que acabe el periodo de concesión y se ha mostrado abierto a estudiar la posibilidad de incrementar las bonificaciones actuales.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies