FGC se prepara para dar un salto de escala en los tráficos de mercancías

por El Vigía

Ferrocarrils de la Generalitat se prepara para dar un salto de escala en sus tráficos de mercancías. El operador público catalán espera un fuerte incremento de carga en los próximos ejercicios de una de sus principales líneas, la que enlaza las minas de potasa de Suria con el puerto de Barcelona. La multinacional israelí ICL (la antigua Iberpotash) ha concluido la ampliación de sus instalaciones en el enclave catalán, con lo que espera multiplicar por entre dos y cuatro el movimiento de este producto en los mercados internacionales. El aumento de capacidad de la terminal obliga a FGC a acometer una importante inversión en material rodante, de hasta 44 millones de euros, de aquí a 2022. La compañía dispondrá de cinco nuevas locomotoras y 66 vagones, con lo que incrementará su parque móvil de mercancías hasta las nueve máquinas y 164 vagones.

De esta manera, la capacidad máxima operativa para todas sus líneas (incluyendo Cargometro y Autometro, que enlazan el puerto de Barcelona con las plantas de Seat en Zona Franca y Martorell) pasará de las 12 circulaciones diarias a las 16 dentro de dos años. Esto permitirá retirar de la carretera más de 200.000 camiones al año, frente a los 73.500 actuales, lo que supone un ahorro de más de 10 millones de litros de gasoil al año (frente a los 2,8 millones actuales).

Con todo, el presidente de la compañía, Ricard Font, que ha presentado este jueves el balance del ejercicio 2019, ha dejado claro que el papel de FGC en el transporte de mercancías no es el de competir como un operador más, sino suplir a las compañías privadas allí donde éstas no llegan. “Nuestra preocupación fundamental y prioritaria es que el transporte de mercancías no le cueste ni un euro al contribuyente”, ha señalado.

FGC transportó un total de 283.275 toneladas de sales potásicas durante 2019, una cifra notablemente inferior a la del año anterior, debido al parón de la actividad en las minas. Esta cantidad ha supuesto que más de 20.000 camiones hayan dejado de transitar por las carreteras catalanas a lo largo del año. Los datos en transporte de vehículos son sensiblemente mejores. Pese a la atonía del sector, la operadora movió a través de Autometro un total de 102.630 vehículos entre Martorell y Barcelona, un 8% más que en el ejercicio anterior, y un total de 1.269 circulaciones mediante Cargometro, filial dedicada al transporte ferroviario de componentes.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies