NoticiasLogística

Los transitarios cargan contra la “actitud negativa y pasiva” de los funcionarios paraduaneros

El Vigía

27 noviembre, 2017

Feteia-Oltra muestra el “malestar generalizado” del colectivo

La comisión marítima de Feteia-Oltra ha mostrado su “malestar generalizado por la improcedente comunicación existente y mejorable con los servicios paraduaneros, así como la actitud negativa y en algunos casos pasiva de los funcionarios adscritos a los mismos”, según destaca la organización, que mantuvo una reunión la semana pasada para abordar, de forma monográfica, los servicios prestados en los PIF de los puertos nacionales y compañías de handling de los aeropuertos, por parte de los organismos de inspección que intervienen en las exportaciones e importaciones de mercancías en frontera.

Bajo la presidencia de Agustín Montori y la asistencia de representantes de las asociaciones de Alicante, Bahía de Algeciras, Barcelona, Bizkaia, Galicia, Gipuzkoa, Madrid, Tarragona y Valencia, Feteia-Oltra ha lamentado “el excesivo rigor en la interpretación de la normativa cuando realizan la inspección de las mercancías, denegando en muchas ocasiones expediciones que son admitidas por las autoridades de otros países de nuestro entorno europeo, dando lugar a desviaciones de tráfico de mercancías, con destino y consumo final España (pescado y cítricos) o exportaciones de madera por puertos franceses”.

171122_COMISION MARITIMA FETEIA

Según la organización, esta situación provoca “indefensión” en la mayoría de los rechazos, ante la falta de justificación técnica y jurídica de los mismos. Cuando no existan alertas para determinados productos, reclama la conveniencia de conocer el tanto por ciento de inspección a realizar, “no siendo procedente el control del 100% evitando con ello perjuicios económicos y comerciales”. También se quejan de que la falta de funcionarios en los PIF de algunos puertos y aeropuertos da lugar a unos servicios deficientes por los retrasos y costes adicionales que se generan, solicitando por ello incremento de plantillas, flexibilidad horaria y movilidad de funcionarios.

Por último, y para mejorar la rápida disponibilidad de las mercancías en las aduanas, reiteran la necesidad de poner en marcha la ventanilla única aduanera (VUA), para conseguir la solicitud de intervención única y el posicionamiento de la mercancía objeto de control en un mismo lugar e inspeccionada por todas las autoridades de forma simultánea.