NoticiasMarítimo

Ferran Bel: “Estoy seguro de que la responsabilidad de todos minimizará el conflicto en los puertos”

ALBERTO GUERRERO

19 mayo, 2017

Diputado del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT) en el Congreso

Todas la partes implicadas en la reforma de la estiba reconocen que la mediación de PDeCAT ha sido clave en esta fase final. Por una parte, su abstención ha posibilitado la aprobación del real decreto, mientras sus aportaciones al documento reciben los elogios de los propios estibadores. El diputado Ferran Bel ha liderado en las últimas semanas un duro proceso negociador para tratar de conciliar las directrices de la Comisión Europea y la paz social en los puertos.

ferranmini

¿A qué responde el cambio de postura del PDeCAT en la tramitación de la reforma de la estiba?
No se trata de un cambio de postura. A principios de año, el Gobierno llevó a aprobación un real decreto ley sin ninguna negociación ni consulta previa con PDeCAT. Por tanto, no tuvimos la oportunidad de negociar nada. Cuando se constató que no había mayoría para aprobarlo y se rechazó, nosotros entendimos que la situación era doblemente grave. Nos encontrábamos en una situación de incumplimiento de una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y a punto de recibir otra sentencia porque se había interpuesto una nueva demanda de la Comisión Europea y el PP llevaba dos años y medio sin actuar. En cualquier caso, entendíamos que todo esto debía resolverse por nuestro compromiso con Europa y con las instituciones europeas.

¿Cómo han sido las negociaciones?
En un primer momento, lo que hicimos fue hablar con los diferentes actores de este ámbito –empresas, trabajadores y sindicatos– para entender cuál era la situación. Asimismo, también mantuvimos conversaciones con el Gobierno y constatamos una situación extraña, pues no tenía mayorías y no había abierto líneas de negociación con nadie. Entendíamos que había posibilidades de cumplir la sentencia, pero tras un análisis detallado, también vimos clarísimamente que el real decreto ley iba más allá de cumplir la sentencia. Por tanto, transmitimos, tanto al Gobierno español como a las instituciones europeas, que nosotros estábamos dispuestos a colaborar con Europa y a cumplir con la sentencia, pero lo que no entendíamos es que se tomaran otras decisiones. Identificamos cinco cuestiones que se debían modificar del artículo original. Entramos en negociación con el Gobierno y le trasladamos que si había unos mínimos, nosotros podíamos llegar a abstenernos.

¿Puede concretar estas aportaciones que ha realizado PDeCAT?
Pusimos algunas cuestiones encima de la mesa que han sido incorporadas en el real decreto ley y que son relevantes, como es la modificación del artículo 3 en cuanto a los requisitos para la capacitación profesional. Asimismo, se suprimió también la disposición primera del anterior real decreto ley por la cual a los contratos temporales de menos de siete días se les evitaba tener una sobrecotización como tienen el resto de sectores, lo cual favorecía la poca estabilidad en la ocupación. Se habilitó la posibilidad de alcanzar convenios colectivos de puertos y otra cuestión relevante es que hemos realizado una modificación en la disposición derogatoria única a efectos de mantener como hasta ahora, dentro del ámbito de la estiba, el embarque y desembarque de vehículos nuevos.

¿Cómo queda este punto?
En la anterior ley de puertos, vigente a día de hoy, el artículo 55 señalaba que, en igualdad de condiciones, las empresas estibadoras tienen la obligación de contactar a las Sageps. Evidentemente, este artículo no tiene sentido después de la sentencia y, por tanto, debía suprimirse. Pero nosotros entendemos que los estibadores de vehículos podían continuar haciendo lo que han hecho siempre y que han demostrado, especialmente en el caso de Barcelona, que han sido competitivos y han contribuido al crecimiento del sector del automóvil.

Apuntan que esta medida ha sido fundamental en la negociación…
Sí, ha sido una de las claves. Es un tema que era muy importante para Barcelona, para mantener la ocupación en el puerto y mantener la tranquilidad y competitividad de un enclave que es una referencia, conjuntamente con Tarragona.

Desde Coordinadora han elogiado vuestras aportaciones…
Agradecemos que se nos reconozca el trabajo porque tenemos la responsabilidad de cuidar de nuestros puertos y la economía. Sabemos que no contentará ni a los sindicatos ni a las empresas íntegramente, pero entendemos que establece un marco donde la negociación colectiva es posible y todas las partes tendrán la responsabilidad de materializar esta negociación colectiva.

Mientras no se materialice, ya se ha anunciado una huelga en los puertos.
Estoy convencido de que antes de comenzar el primer día de huelga habrá intentos por las dos partes de comenzar a negociar. Me puedo equivocar, pero creo que los acuerdos son posibles a escala estatal y también estoy seguro de que serán muy posibles los acuerdos en el puerto de Barcelona y Tarragona, que son los que a nosotros más nos preocupan.

¿Puede haber una resolución sin conflicto?
Una negociación colectiva siempre conlleva algún momento de tensión para todas las partes, pero estoy seguro de que la responsabilidad de todos hará posible que esto se minimice y no tenga ningún tipo de afectación en la competitividad de los puertos.

En todo este proceso, los puertos de Algeciras y Valencia han reducido significativamente el tráfico de contenedores, mientras que el Barcelona crece más de un 25% hasta abril. ¿Qué lectura realiza?
No lo relacionaría estrictamente con el conflicto de la estiba, sino que lo imputaría al buen hacer del puerto de Barcelona y Tarragona, a la responsabilidad de las empresas que operan en estos puertos y la responsabilidad de los trabajadores que están en estos enclaves. También creo que esta voluntad de diálogo que hemos mostrado desde PDeCat ha facilitado alcanzar estos resultados.