Europa culmina la mayor reforma de la carretera tras tres años de duras negociaciones

por El Vigía

El Parlamento Europeo aprobó el miércoles el último trámite que quedaba pendiente para la puesta en marcha del Mobility Package. Tres años después de iniciar los trabajos de esta reforma, el único paso para su entrada en vigor será la publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea, prevista para las próximas semanas.

A partir de entonces, comenzará un nuevo calendario para la aplicación de las reformas. Las normas sobre desplazamiento de los conductores, dieciocho meses después de la entrada en vigor; las referidas a los tiempos de descanso, que incluyen el regreso de los camioneros a su domicilio, veinte días después de la publicación en el Diario Oficial; mientras que las nuevas reglas sobre el retorno de los camiones y otros cambios en las normas de acceso al mercado, dieciocho meses después de la entrada en vigor del reglamento correspondiente.

El acuerdo alcanzado el miércoles no ha aportado ninguna modificación a los tres textos legislativos, por lo que queda redactado tal y como habían sido adoptados por los ministros de la Unión Europea en abril. El acuerdo político entre el Parlamento y el Consejo se había alcanzado en diciembre de 2019.

Desde el Parlamento explican que esta reforma de la normativa sobre el desplazamiento de conductores, los tiempos de descanso y la aplicación de las normas de cabotaje (transporte de mercancías dentro del territorio de un Estado miembro por parte de empresas extranjeras de manera temporal) pretende acabar con la distorsión de la competencia en el sector del transporte por carretera y garantizar a los conductores el necesario descanso.

Mejores condiciones laborales para los conductores

“Las nuevas reglas ayudarán a mejorar las condiciones de descanso de los conductores, y les permitirán pasar más tiempo en casa”, asegura el Europarlamento. Así, las empresas tendrán que organizar sus horarios de modo que los transportistas internacionales de mercancías puedan volver a su domicilio periódicamente (cada tres o cuatro semanas, dependiendo del calendario de trabajo). Establece, además, que el descanso semanal obligatorio no podrá hacerse en la cabina del camión y, en caso de estar fuera de casa, la empresa tendrá que hacerse cargo de los gastos de alojamiento.

El Parlamento destaca también la contribución de esta reforma para luchar contra la competencia desleal. En este sentido, los tacógrafos registrarán los cruces de fronteras para detectar los fraudes y para evitar el cabotaje sistemático, se establecerá un periodo de cuatro días de interrupción entre dos operaciones de cabotaje en un mismo país con un mismo vehículo.

Para acabar con las sociedades ficticias, las empresas de transporte de mercancías por carretera deberán documentar que su actividad se desarrolla fundamentalmente en el Estado miembro en el que están registradas. Además, con la nueva normativa los camiones tendrán que volver al centro operativo de la compañía cada ocho semanas. A los vehículos comerciales ligeros de más de dos toneladas y media también se les aplicarán las normas europeas para los operadores de transporte, de modo que las furgonetas tendrán obligación de llevar tacógrafo.

La reforma establecerá un marco jurídico claro para evitar interpretaciones nacionales distintas y garantizar una remuneración justa a los conductores. Las normas sobre desplazamientos se aplicarán a las operaciones de cabotaje y transporte internacional, excepto en el caso del tránsito, las operaciones bilaterales y las operaciones bilaterales con dos actividades adicionales de carga o descarga como máximo.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies