Euronews destapa la explotación laboral de conductores filipinos

por El Vigía

Un reportaje de la cadena Euronews ha vuelto a poner de manifiesto el problema de las precarias condiciones en las que trabajan miles de conductores profesionales de terceros países contratados en la UE. El informe destapa el caso concreto de una empresa promovida por un ciudadano sueco en Letonia, que emplea conductores filipinos con salarios de 640 euros al mes, más una dieta de veinte euros diarios para comer, viven durante un año en los vehículos que conducen y al acabar el contrato regresan a su país de origen. Normalmente mes y medio después regresan y son contratados de nuevo, de manera que la empresa se ahorra pagarles las vacaciones. 

La eurodiputada vasca Izaskun Bilbao ha instado a la Comisión Europea a que investigue y sancione este tipo de actividades. La denuncia se produce cuando las instituciones comunitarias tratan de cerrar el conocido como paquete de movilidad (Mobility Package). Este conjunto de normas, cuya tramitación ha entrado en su recta final, “es una necesidad social, económica y ambiental, señala Bilbao Barandica, representante del grupo Renew en la negociación de la directiva sobre movilidad de los conductores. Mejorará la regulación del acceso a la profesión de transportista, las condiciones sociales y laborales de los conductores, sus tiempos de descanso y conducción y otras circunstancias relacionadas con el control administrativo de esta actividad. “Es un paso fundamental para que el transporte en su conjunto sea un factor de competitividad para toda la economía europea”, añade.

Este tipo de casos son los que pretende evitar las disposiciones introducidas para acabar con las llamadas empresas buzón, compañías que fijan su sede social en un estado de la UE, seleccionado en función del nivel en que se encuentra su salario mínimo, y efectúan en ese estado las contrataciones de conductores. Posteriormente, prestan servicio en toda la Unión realizando un evidente dumping social. Los problemas de interpretación de la normativa en revisión han llevado a algunos estados miembros a poner en marcha medidas unilaterales de control que introducen nuevas distorsiones en el mercado y añaden cargas burocráticas a las empresas de transporte.

A la vista de los hechos acreditados en el reportaje de la cadena televisiva, la eurodiputada del PNV pregunta sobre las posibilidades de que dispone la Comisión para “investigar estos hechos, cortar de raíz estas prácticas y sancionar a sus responsables”. Se calcula que más de 150.000 ciudadanos originarios de países terceros forman parte del colectivo de más de tres millones de conductores de camión que prestan este servicio en las carreteras europeas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies