ESPO propone una nueva estrategia a largo plazo para el transporte

por El Vigía

La asociación ESPO, representante de los puertos europeos, considera que la actual crisis sanitaria provocada por el coronavirus requerirá “algo más que una actualización de la estrategia de transporte que se ha hecho hasta ahora en Europa”. En un comunicado emitido este jueves, la organización reclama que “tan pronto como se estabilice la situación de crisis y se instaure la nueva normalidad, debería iniciarse el debate sobre una nueva estrategia de transporte, en la que se fijen los objetivos, las ambiciones y las iniciativas a largo plazo para el sector del transporte europeo”.

ESPO considera que esta nueva hoja de ruta debe incluir “las enseñanzas extraídas de esta crisis y basarse en la nueva realidad posterior a la crisis”. La asociación considera que existen políticas exitosas en el ámbito del transporte que no deberían cuestionarse, como las implantadas ante el cambio climático, pero señala que el impacto del coronavirus representa nuevos desafíos para el transporte.

“¿Está suficientemente garantizado el papel fundamental del transporte, los puertos y las cadenas de suministro estratégicas en la política de transporte de Europa?”, se pregunta la asociación. En este sentido, ESPO lanza en el comunicado una serie de cuestiones que pueden reconfigurar de forma abrupta al sector: ¿El distanciamiento social formará parte de la nueva normalidad?, ¿qué soluciones digitales se impondrán?, ¿está garantizada la seguridad de los procesos de digitalización?, ¿están surgiendo nuevas pautas en la cadena de suministro?, ¿continuarán los controles sanitarios y los controles fronterizos?, ¿qué repercusiones tienen las nuevas estrategias sanitarias y económicas en la infraestructura portuaria y los proyectos de inversión?…

“ESPO y sus miembros se complacen en iniciar la reflexión con todos los interesados y los responsables de la adopción de decisiones de la UE con el fin de formular respuestas claras a todas estas cuestiones y sentar las bases de un sistema de transporte verdaderamente sostenible, conectado, eficiente y resistente con visión de futuro”, sostiene la organización.

En el comunicado emitido este jueves, la asociación explica que aunque muchos puertos ya han percibido caídas de tráfico por los efectos de la crisis en el mes de marzo, “el impacto real y tangible para todo el sector portuario solo se hará evidente a partir del segundo trimestre”.

Para ayudar a paliar esta crisis, ESPO solicita a la Comisión Europea que refuerce los proyectos de infraestructuras portuarias por medio del mecanismo Conectar Europa (CEF, por sus siglas en ingles).  Propone, en concreto, el adelanto de las convocatorias previstas del CEF, al considerar que sería “una forma de impulsar las inversiones en los puertos y permitir que estos sigan desempeñando su función de motores del crecimiento”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies