España se sumará a la Alianza Europea de la Carretera para combatir el fraude en el transporte

por El Vigía

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha reconocido el «papel estratégico y fundamental» que representa el sector del transporte de mercancías por carretera en España, «muy dinámico y competitivo», cuyo futuro ve «con optimismo”. El titular de Fomento se ha comprometido a «trabajar intensamente para defender los intereses de los transportistas españoles y trabajar intensamente en contra del dumping social«, que definió como la competencia desleal que llevan a cabo empresas deslocalizadas en países europeos con menores costes «generando beneficios de forma ilícita». Ábalos ha mostrado en la Cámara alta la voluntad del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez de sumarse a la Alianza Europea por la Carretera, al compartir «el espíritu de la Alianza”.

También ha apuntado los retos principales de su departamento, en cuanto a la regulación nacional sobre acceso al sector e introducción de la Administración electrónica, y a nivel europeo el paquete legislativo de movilidad, y «en concreto las condiciones sociales». En este sentido, el ministro pretende reforzar el Plan de Inspección de Transporte, en coordinación con las inspecciones de Hacienda y Trabajo, «especialmente a las empresas transportistas no residentes».

Sobre el acceso a la actividad, ha destacado que la normativa vigente es de 1977, y que la misma ha sido defendida por los sucesivos Gobiernos españoles para combatir la excesiva atomización, por lo que tras la sentencia del Tribunal de Justicia europeo será necesario modificar el proyecto de ROTT que se encuentra actualmente en tramitación. «El compromiso del ministerio de Fomento es fomentar un sector fuerte y competitivo, por lo que se adoptarán las medidas que contribuyan a este fin», ha aseverado.

La comparecencia de Ábalos en el Senado fue requerida por la Senadora de ERC Laura Castel, que preguntó al ministro por la situación actual en que se encuentra el sector del transporte en España. Pastel puso de relieve el «preocupante crecimiento de la presencia de las flotas domiciliadas en el Este de Europa en el transporte español tanto nacional como internacional, y apremió al ministro sobre la necesidad de que se promovieran las modificaciones legislativas necesarias para el control de las empresas deslocalizadas.

Liberar los peajes de las autopistas

 

Por otro lado, en respuesta a la pregunta formulada por Elvira García Díaz, del Grupo Parlamentario Mixto, el ministro ha anunciado que, una vez finalice la concesión del tramo Burgos-Armiñón (Álava) de la AP-1, la voluntad del Gobierno es poner punto y final al peaje de dicha autopista. «Somos conscientes de que el fin de la concesión de la autopista AP-1 Burgos-Armiñón finaliza el 30 de noviembre de este año, por lo tanto, no vamos a prorrogar esta concesión y vamos a liberar el actual peaje», ha señalado Ábalos. Asimismo, Ábalos ha reconocido que el Fomento tiene una reflexión pendiente, que es la viabilidad y la sostenibilidad de la red pública, y que se debatirá cuando finalicen las concesiones de las vías de peaje.

«Cuando tengamos una red absolutamente igualitaria, tendremos que plantearnos esa reflexión para el conjunto de españolas y españoles, porque eso es también vertebrar y hacer igualdad entre todos y todas», ha asegurado el titular de Fomento.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies