Entra en vigor el límite de velocidad a 90 km/h en la red convencional

por El Vigía

La reducción del límite máximo de velocidad de 100 a 90 km/h en todas las carreteras convencionales entra en vigor este martes 29 de enero en toda la red viaria española.

La medida pretende reducir la siniestralidad vial y cumplir el objetivo establecido en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 de bajar de 37 la tasa de fallecidos en accidente de tráfico por millón de habitantes. Además, busca reducir la diferencia de velocidad entre vehículos de transporte de viajeros y mercancías respecto de los turismos. Según destacan desde la DGT, los vehículos que circulan a velocidades dispares de la media de la vía, como pueden ser los camiones en relación a coches y motos, son más susceptibles de provocar un accidente, con una probabilidad seis veces mayor que si estos vehículos circularan a la media del resto.

Otro de los objetivos de la iniciativa es converger con Europa, teniendo en cuenta que la mayoría de los países de la Unión han ido adoptando medidas de reducción de las limitaciones de velocidad en aquellas vías en las que no hay separación física de sentido, siendo la tendencia mayoritaria la limitación de 90 km/h. En el caso de Suecia y Holanda, por ejemplo, han apostado por establecer limitaciones de 80 km/h en estas vías, según detallan desde la DGT.

Para el director general de Tráfico, Pere Navarro, “esta reducción de la velocidad debe ir acompañada de una mayor vigilancia y control por parte de las policías encargadas de la vigilancia del tráfico y de mejoras y actuaciones en el diseño de las infraestructuras por parte de los titulares de la vía”, según ha señalado este lunes durante el acto de retirada de la última señal de tráfico con límite a 100 km/h,

Por su parte, el director general de Carreteras, Javier Herrero,  ha explicado que uno de los objetivos que tiene el ministerio de Fomento es la seguridad en las infraestructuras de su titularidad. «Por ello, en plena colaboración con la Dirección General de Tráfico hemos ido sustituyendo la señalización en todo el territorio con el objetivo primordial de poder aumentar la seguridad viaria. Además, paralelamente, llevamos a cabo actuaciones para mejorar la propia infraestructura como refuerzos de firme, balizamiento, etc. Sin olvidar las nuevas carreteras que vamos poniendo en servicio”.

En total, el número de señales cambiadas en la Red de Carreteras del Estado asciende a 2.719, con un coste aproximado de 526.000 euros (sin IVA).

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies