Entendiendo la brecha entre oferta y demanda de conductores de camión

por Jorge Pena
Jorge Pena

Profesor de Economía en IE University

El trabajo Entendiendo la brecha entre oferta y demanda de conductores de camión en España intenta contribuir al esfuerzo de encontrar las causas del problema de escasez de conductores de vehículos industriales y de proponer soluciones a las mismas. Para ello, se explotan principalmente dos bases de datos, la Encuesta sobre Población Activa (EPA) y el Sistema de Análisis de Balances Ibéricos (SABI), además de encuestas directas a gerentes de empresas de transporte y otras fuentes de información secundarias para analizar diferentes aspectos del mercado de trabajo de conductores en España.

La principal conclusión, tras analizar el perfil demográfico de la población de conductores de camión españoles, es que no se ha producido un reemplazo suficiente por edad durante los últimos 10 años. Los conductores jóvenes que llegan no son suficientes para reemplazar a los que, por edad, están dejando la profesión, lo que está envejeciendo progresivamente la población, siendo actualmente la edad media de más de 47 años, y teniendo la mayor parte de los conductores más de 40 años. El mayor problema es que, si la tasa de reemplazo no comienza a aumentar, en 10-15 años la mayor parte de los profesionales habrá dejado la profesión.

La cuestión es, por tanto, por qué es tan difícil atraer a otros perfiles a la profesión, por ejemplo, candidatos jóvenes o mujeres. Una de las posibles explicaciones es el estancamiento en los salarios que se observa desde 2007. Los salarios el sector no solo no han crecido en términos absolutos, sino que han disminuido en términos relativos a otras profesiones de nivel educativo similar. Las explicaciones que pueden darse al estancamiento salarial relativo a otras profesiones son varias. Por una parte, la enorme atomización del sector, donde más del 80% de las empresas tiene menos de 25 empleados. Esto le da un reducido poder de negociación (poder de mercado) a las empresas del sector frente a cargadores (demandantes de producto) de mayor tamaño y poder de mercado. Por otra parte, las importantes diferencias entre los convenios del sector en España, donde se firman convenios diferentes por provincia, generan enormes asimetrías en los esquemas de remuneración y desequilibrios en las condiciones competitivas. Por último, otra razón puede ser la competencia desleal y dumping social de empresas deslocalizadas. Muchas empresas buscan reducir costes laborales localizándose en países donde estos, por regulación, son mucho menores.

“El mayor problema es que, si la tasa de reemplazo no comienza a aumentar, en 10-15 años la mayor parte de los profesionales habrá dejado la profesión”

En lo que se refiere a las condiciones laborales, en líneas generales la pauta también ha sido de empeoramiento. Se ha calculado un índice de inestabilidad (o penosidad) de la profesión agregando cinco condicionantes no salariales de la profesión: el ratio de horas efectivas trabajadas sobre horas contratadas, sábados trabajados, domingos trabajados, nocturnidad y temporalidad. Las condiciones de trabajo penosas pueden explicarse por numerosas características propias del sector en España, tales como la rigidez de la legislación sobre circulación y horarios de trabajo que impiden, especialmente en la conducción de larga distancia, conciliar vida laboral y familiar; el problema de la vuelta a casa afecta únicamente a la profesión de la conducción y añade horas de trabajo efectivas. Por último, el escaso poder de mercado de las empresas del sector también se refleja en las condiciones de trabajo. Muchas tareas son asumidas por el conductor e impuestas por el cargador y que no le corresponden, como carga y descarga o tiempos de espera. Todo ello es un reflejo del poco poder negociador del sector.

Las condiciones laborales no facilitan la conciliación de la vida laboral con la vida familiar, provocando que los conductores pasen largos periodos fuera de su ambiente familiar, especialmente en la larga distancia, con descansos no coincidentes con fines de semana y con escasas opciones dignas para el descanso. El tiempo fuera de casa aumenta aún más en países periféricos como España. Esto se agrava por las condiciones impuestas por cargadores, aumentando tiempos de espera y forzando a realizar tareas de carga y descarga y, por tanto, aumentando las horas efectivas trabajadas sobre las contratadas.

Todos estos factores han generado un problema de escasez de conductores que afecta a la mayor parte de las empresas del sector y que se va a agravar mucho en el futuro. De seguir el sector en la misma pauta, en solo cinco años la brecha entre oferta y demanda puede aumentar en un 25%. De no ponerle una solución al mismo, el problema pronto podría mutar en presiones inflacionarias sobre el resto de la economía, restando competitividad a las empresas españolas en un momento en el que están empezando a consolidar su posición explotadora en el mercado internacional.

“De seguir el sector en la misma pauta, en solo cinco años la brecha entre oferta y demanda puede aumentar en un 25%”

El problema de escasez de conductores en España no es solo salarial. De hecho, el aumento de salarios por sí solo difícilmente solucionaría el problema. La solución al problema debe tener en cuenta todas las dimensiones del mismo y coordinar medidas que aporten soluciones a los problemas de salario, condiciones laborales, y atraer a más estratos de la población, como mujeres, población joven, y candidatos con un nivel educativo más alto. El estado general de la profesión de conducción de camiones debe mejorarse, a través de una mejora general de las condiciones laborales y de la promesa de un desarrollo y una vida profesional digna.

1 comentarios

elena isasi 25 febrero, 2020 - 10:12

el salario creo que es el menor de los problemas , debería de crearse un modulo en FP que verdaderamente formara conductores jóvenes , pasando periodos de practicas en empresas acompañados de un conductor experto.Hasta que los conductores NO estén bien formados a nivel de PRL, estiba de diferentes tipos de mercancía, conocimientos de mecánica, responsabilidades que tienen respecto a la mercancía que transporten, respecto al CMR…no atraeremos a jóvenes.HAY QUE PROFESIONALIZAR AL TRANSPORTISTA
y finalmente la empresas de transporte deben UNIRSE para coger fuerza frente a cargadores

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies