Endesa entra en el negocio marítimo con un metanero de gas natural

por El Vigía

Endesa se ha embarcado por primera vez en el sector marítimo de GNL con la contratación a plazo de barcos metaneros de nueva construcción, de la mano de la naviera noruega Knutsen. La eléctrica cerró en 2014 la compra de dos millones de metros cúbicos de GNL en el puerto de Corpus Christi (Texas-EEUU), cuya operación está prevista para este 2019. Tradicionalmente, Endesa optaba por contratar el GNL con entrega en destino. A partir de ahora, cubrirá parte de su suministro de gas para los próximos 20 años con opciones «mucho más flexibles y competitivas», según la compañía.

Así, a principios de 2018 comenzó la construcción del primer metanero, Adriano Knutsen, con una capacidad de 180.000 metros cúbicos (unas 72 piscinas olímpicas) y estará terminado en julio. Se trata de un metanero de tercera generación con sistema de relicuefacción total, propiedad de Knutsen Oas Shipping, que se está construyendo en el astillero Hyundai Heavy Industries (HHI), el mayor del mundo, situado en Ulsan (Corea del Sur).

El contrato de fletamento entre Endesa y Knutsen se cerró para un periodo de siete años, con dos periodos de extensión de siete y seis años, que garantizarán parte de las necesidades de transporte marítimo de los contratos de compra de GNL de los próximos años tanto de Endesa como de Grupo Enel. El importe del contrato es de unos 25 millones de dólares anuales y el coste de construcción del metanero asciende a unos 185 millones de dólares.

El buque está prácticamente terminado, pendiente de últimos remates y de las pruebas de mar y de carga, que comenzarán en abril. Según las previsiones, estará listo para zarpar a partir de julio. En un año podrá realizar 12 viajes en el Atlántico o seis viajes transoceánicos al Pacífico. El Adriano Knutsen, que será de bandera española, tiene 300 metros de eslora, 48 de manga (el máximo para cruzar el canal de Panamá) y 26,4 de puntal. El volumen de GNL transportado, que se almacena líquido a 160 grados bajo cero en cuatro tanques criogénicos, equivale al suministro anual de 170.000 viviendas.

El sistema de relicuefacción total permite reducir los consumos de gas y elegir el combustible para su propulsión, que podrá ser 100% GNL o fueloil bajo en azufre. Asimismo, cuenta con sistemas para reducir las emisiones de NOx.

VENTAJAS DE UN METANERO EN PROPIEDAD

En España, los gasoductos no son suficientes para cubrir la demanda y se completan con el suministro de GNL en barcos metaneros. La modalidad de contrato elegida aseguraría el disfrute de las ventajas del metanero durante un periodo de siete años, pudiendo prorrogarse hasta los 20 años.

La tendencia a suprimir las centrales más contaminantes de carbón harán aumentar la demanda de gas natural para la producción de electricidad (además de otras fuentes de generación como la nuclear), permitiendo la penetración progresiva de las energías renovables hacia un escenario de cero emisiones en 2050. Para el transporte de gas dentro de Grupo Enel, al metanero Adriano le seguirán nuevas construcciones. En la actualidad, se acaba de iniciar la construcción en Ulsan de un barco gemelo, el Traiano Knutsen, cuya construcción finalizará a mediados de 2020.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies