En busca de la excelencia en la logística de perecederos

por Eloy Hontoria
Eloy Hontoria

Director de la Cátedra Logística 4.0 Primafrio

El sector hortofrutícola nacional representa sobre el 40% de la producción agraria y el 30% del consumo alimenticio total español. De esta producción, entre el 92 y el 95% se exporta a la UE (13.000 millones de euros), siendo Alemania, Francia y Reino Unido los principales destinos. Para ello, el transporte por carretera es el modo más utilizado. En este sector, el binomio producción agrícola-transporte se caracteriza por una alta competitividad, márgenes estrechos y unas exigencias de los clientes en cuanto a calidad, trazabilidad y KPI´s (key performance indicators) cada vez más elevadas.

Además, aparecen nuevas variables como el interés de las compañías de presentar una imagen más verde en sintonía con las demandas sociales. Entre ellas, la huella de carbono o la reducción del desperdicio son conceptos que cada vez nos suenan más. En relación al desperdicio, cabe destacar que la tercera parte de la producción de alimentos para consumo humano acaba en la basura de la cadena de suministro, con una ingente huella de carbono sin utilidad ninguna.

“Las herramientas tradicionales de la logística basadas en el mundo analógico, tipo cross-docking u otras, no resuelven los modernos problemas planteados en la Logística 4.0”

En este contexto, donde definimos las variables tiempo de entrega, costes, calidad del producto, trazabilidad, así como las ambientales (emisiones y desperdicios) como las más importantes, le pedimos al lector que haga el ejercicio mental de enviar un producto altamente perecedero como la fresa desde Huelva a Munich. Esto es, a 2.500 kilómetros. El pedido tiene un plazo de entrega de dos días y no olviden los horarios marcados por el tacógrafo, los límites de velocidad, el riesgo de rotura de la cadena de frío o caer en el despropósito de un mal retorno con el camión semivacío.

Las herramientas tradicionales de la logística basadas en el mundo analógico, tipo cross-docking u otras, no resuelven los modernos problemas planteados en la Logística 4.0. Esto no significa que no aporten valor, sino que su optimización ha alcanzado tal límite que apenas aportan eficiencia adicional, necesitándose nuevos modelos innovadores, disruptivos, con capacidad de instalarse en una cadena de suministro en plena transformación digital y que impacten en las anteriores variables clave.

Con el objetivo de dar respuesta a los retos actuales de la sociedad, la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) presenta un modelo también disruptivo a través de su red de cátedras, mediante el cual se introduce a la empresa en la universidad y a la universidad en la empresa. El objetivo final es, por una parte, la incorporación del alumno antes de finalizar sus estudios académicos al entorno laboral y, por otra, la aportación de los grupos de investigación de la UPCT para dar soluciones a los problemas planteados por las cerca de 50 empresas incorporadas a dicha red.

“El análisis del big data mediante machine learning y la aplicación de blockchain para mejorar la trazabilidad y hacer más colaborativa y segura la cadena de suministro, se traducen en la reducción del lead total del primer eslabón al cliente final”

El próximo mes de marzo se desarrollará el III Campus Cátedra UPCT, con un apartado dedicado a la Logística 4.0 en la comercialización de productos perecederos. En este campus, y mediante la Cátedra Primafrio, se presentarán nuevas tecnologías o modelos susceptibles de ser incorporados en esta empresa donde cualquier indicador adquiere magnitudes estratosféricas. Destacar, en este sentido, que Primafrio es líder del transporte por carretera europeo, recorriendo sus 2.300 cabezas tractoras un total de 400 millones de kilómetros al año. Todas las variables asociadas a estos camiones (rutas, distancias, tiempos, temperatura del producto, etc.) son monitorizadas en tiempo real en cada momento del año, constituyendo un auténtico datalake para analizar mediante técnicas de big data e inteligencia artificial.

Son muchas las propuestas innovadoras que presenta esta empresa. Como ejemplo, quiero destacar el premio concedido por El Vigía a la Mejor Iniciativa Logística en 2018, por su apuesta en el campo de la intermodalidad con el transporte ferroviario. Otras iniciativas a nombrar son su colaboración con la UPCT en un proyecto nacional (1) para la reducción de posibles mermas en la cadena logística, o la que actualmente estamos desarrollando para hacer más eficiente la generación de frío en la conservación de perecederos.

Es en Primafrio donde se puede comprobar cómo las mejores prácticas de la logística tradicional ya llevan mucho tiempo establecidas y controladas, alcanzando niveles asintóticos en su optimización que ya no se traducen en mejores resultados, por lo que resulta necesario poner en práctica nuevas herramientas para alcanzar la excelencia. En este sentido, el análisis del big data mediante machine learning y la aplicación de blockchain para mejorar la trazabilidad y hacer más colaborativa y segura la cadena de suministro, se traducen en la reducción del lead total del primer eslabón al cliente final, con lo que impactamos en los objetivos clave: tiempo, costes y una mejor calidad del producto que se traducirán en una reducción del desperdicio y, por tanto, en una menor huella de carbono.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies