Empleo ve "carencias formativas importantes" en los puestos directivos y técnicos de la cadena de suministro

por El Vigía

28313

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), a través del Observatorio de las Ocupaciones, ha publicado el estudio prospectivo “Sector logística. Gestión de la cadena de suministro en España”, con el fin de conocer las previsiones de futuro, las innovaciones tecnológicas más importantes, las ocupaciones y los perfiles profesionales más relevantes, la formación existente en el sector y las necesidades formativas más requeridas por las empresas de éste ámbito de actividad. Entre sus conclusiones, aprecia “carencias formativas importantes” en los puestos directivos y técnicos del sector”.

El SEPE confirma que, debido al potencial de creación de empleo de la logística y, en concreto, al de la cadena de suministro, se está generando la necesidad de nuevos profesionales que den respuesta a los requerimientos del mercado. “Ello implica la aparición de especialidades cuyos contenidos propios de esta actividad se ajusten más a las necesidades empresariales”, apunta Reyes Zatarain del Valle. Por ello, el Servicio Público de Empleo Estatal “está interesado en contribuir a identificar los perfiles profesionales que se están demandando para ajustar de una forma más efectiva sus políticas de formación a las necesidades reales de las empresas”, concluye.

El SEPE considera que la formación existente está organizada en torno a una gran polivalencia que no siempre puede dar respuesta a las demandas del mercado, por lo que recomienda que la reestructuración de la formación debe hacerse desde la consideración del sector como estratégico y teniendo en cuenta las previsiones de crecimiento para los próximos años.

La gestión de la cadena de suministro, tal y como recoge el estudio, requiere cada vez más de unos perfiles ocupaciones que tengan un nivel de cualificación avanzado. Además de enumerar los distintos perfiles profesionales para cada una de las áreas de la cadena, el estudio apunta que siendo un sector con gran y creciente innovación, se aprecian carencias formativas importantes, sobre todo en el caso de los puestos directivos y técnicos, dado que muchos profesionales tienen formación en ingeniería, administración de empresas, economía… pero les faltan conocimientos y experiencias en las particularidades propias de la cadena de suministro, principalmente, en la planificación y diseño, pero también en ocupaciones de distintos niveles, se necesita formación sobre todo en manejo de tecnologías (software, automatismos, telecomunicaciones). 

De hecho, destaca que las principales carencias formativas del sector se centran en las siguientes materias: tecnología específica y TICs (software y herramientas de gestión logística, almacenaje y transporte y flujo sincronizado de materiales); automatización y digitalización en almacenaje, técnicas de gestión y optimización de stocks, gestión del transporte y de la intermodalidad; e-commerce, comercio exterior, idiomas, calidad y trazabilidad de la cadena de suministro.

El estudio concluye que es imprescindible avanzar en la elaboración de certificados de profesionalidad (que acreditan a un trabajador en una cualificación profesional del Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales) en las ocupaciones más relevantes del sector. Asimismo, el estudio afirma que la formación reglada no está dando respuestas a todas las necesidades que tiene el sector, debido al desajuste existente entre la demanda del mercado y la falta de programas formativos adecuados. “Hay que tener en cuenta –apunta el informe- que la mayoría de los trabajadores ha adquirido los conocimientos a través del desempeño de su trabajo, gracias a la incorporación paulatina de nuevas competencias que su puesto ha ido requiriendo”.

“A la hora de plantear el estudio –apunta Reyes Zatarain del Valle, directora general del SEPE, en la presentación del mismo-, se ha tenido en cuenta el grado de importancia del sector en la economía de nuestro país, ya que puede contribuir a mejorar la competitividad de las empresas, tanto las que realizan distribución vinculada a la demanda interna, como las que efectúan exportaciones, puesto que no sólo contamos con una de las mejores redes de infraestructuras de Europa, sino que España, además, cuenta con una situación geográfica excelente y ambas condiciones son esenciales para poder ser competitivos en un sector como el logístico”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies