El Tribunal Supremo avala la representatividad empresarial de UNO en el sector logístico

por Elena de Jesús

El Tribunal Supremo ha respaldado definitivamente la representatividad empresarial en el sector logístico de UNO, la Organización Empresarial de Logística y Transporte. De esta forma, desestima el recurso de casación interpuesto por los transportistas (Comat) frente a la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que daba la razón a UNO y confirma su representatividad en el ámbito de la logística, así como la legalidad del Convenio Colectivo de Logística, Paquetería y Actividades Anexas al Transporte de la Comunidad de Madrid firmado el 29 de julio de 2015 entre UNO, Comisiones Obreras y UGT.

El Supremo ha desestimado la denuncia de Comat, que alegaba la falta de legitimación de UNO para firmar el convenio por falta de representatividad. De hecho, la sentencia del Tribunal de Justicia de Madrid considera probado que las empresas pertenecientes a esta organización emplean a más de 13.000 trabajadores, que suponen la mayoría de trabajadores afectados por el convenio. De esta forma, UNO se posiciona como la única organización empresarial del sector que ha probado mediante sentencia judicial su representatividad real.

«Esta sentencia corrobora que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid era acorde a la nueva realidad del sector, donde la representatividad empresarial de UNO es indiscutible y respalda la idoneidad del Convenio de la Logística, Paquetería y Actividades Anexas al Transporte. Además, reconoce la autonomía de la actividad de nuestras empresas y trabajadores dentro de la cadena de suministro”, explica Francisco Aranda, secretario general de UNO.

Desde la patronal logística consideran que esto supone el inicio de una nueva etapa en la representatividad real de un sector que ha experimentado una enorme transformación. A su juicio, lo importante no son las asociaciones sino las empresas y estas sentencias desbloquean un muro para que a partir de ahora podamos, junto con los sindicatos, negociar directamente un futuro sostenible para las empresas y los trabajadores de nuestro sector, que es estratégico para la competitividad de España. “Nuestro principal objetivo es el fomento de los intereses de nuestro sector, para dotarlo de la seguridad jurídica y de los instrumentos de competitividad y flexibilidad laboral que requiere para que colabore en el crecimiento de la economía y el bienestar del país”, concluye Aranda.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies