NoticiasAéreo

El Tribunal de Justicia de la UE desestima los recursos por el cártel del transporte aéreo

El Vigía

1 febrero, 2018

Las empresas afectadas deberán hacer frente a la multa de 169 millones

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha desestimado todas las alegaciones presentadas por las empresas Kühne + Nagel International, Schenker, Deutsche Bahn y Panalpina World Transport contra las multas impuestas por la Comisión Europea por un importe total de 169 millones de euros por pactar precios en el sector del tráfico aéreo internacional. Las irregularidades se cometieron durante varios períodos comprendidos entre 2002 y 2007, mediante diversos acuerdos y prácticas concertadas en el mercado de los servicios de tránsito aéreo internacional. Estos servicios consistían en la organización del transporte de bienes, y podían incluir asimismo actividades realizadas en nombre de los clientes en función de sus necesidades, como el despacho de aduana, el almacenamiento o los servicios de asistencia en tierra.

La Comisión consideró que el comportamiento contrario a la competencia de estas sociedades, que acordaron fijar diversos mecanismos de tarificación y de recargo, comprendía cuatro cárteles distintos.

Varias de las sociedades afectadas solicitaron al Tribunal General de la Unión Europea la anulación de la decisión de la Comisión o la reducción de sus respectivas multas. En sus sentencias de 29 de febrero de 2016, el Tribunal General mantuvo las multas impuestas a Kühne Nagel International, Schenker, Deutsche Bahn y otros, Panalpina World Transport, Ceva Freight (UK) y EGL. Estas sociedades, a excepción de Ceva Freight (UK) y EGL, interpusieron un recurso de casación ante el Tribunal de Justicia de la UE por el que solicitaron la anulación de las sentencias del Tribunal General. En su resolución, el Tribunal desestima todas las alegaciones de las sociedades recurrentes y mantiene el importe de las multas impuestas. En particular, declara que el Tribunal General consideró acertadamente que el cálculo del importe de las multas ha de basarse en el valor de las ventas relacionadas con los servicios de tránsito como lote de servicios prestados en las rutas comerciales de que se trata.