El Tren de Noé llega a España para impulsar la cuota ferroviaria en mercancías

por El Vigía

El Tren de Noé ha llegado a España transportado por Renfe Mercancías. Se trata de una campaña impulsada por la alianza ferroviaria Rail Freight Forward (RFF), de la que la operadora estatal forma parte, que tiene como objetivo llamar la atención sobre la necesidad de aumentar la cuota modal del tren en el transporte de mercancías. Esta es actualmente del 18% y debería llegar al 30% en 2030. Transfesa Logistics y Captrain España colaboran con Renfe en esta iniciativa. Desde la estación madrileña de Príncipe Pío, el tren se desplazará el día 13 hasta la terminal barcelonesa de Francia, en la que permanecerá expuesto al público hasta el 15 de septiembre.

Con sus 200 metros de longitud, el Tren de Noé está considerado como la obra de arte más larga del mundo. Está formado por contenedores pintados con imágenes de animales, una campaña visual que ha puesto en marcha la RFF, una coalición de 16 empresas europeas de transporte de mercancías, además de CER y la UIC. Los contenedores han sido pintados por artistas urbanos de todos los países involucrados. En España, Renfe Mercancías incorpora al convoy dos pintados por Sabek y MisterPiro, artistas españoles de reconocido prestigio.

El ferrocarril genera un coste por factores externos de ocho euros cada 1.000 kilómetros por cada tonelada transportada, mientras que el de la navegación fluvial es de 11 euros, el del camión pesado es de 34 euros y de 145 el de los camiones ligeros

La compañía pública asegura que su política de Responsabilidad Social Corporativa se encuentra alineada con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. En este sentido, recuerda que el transporte de mercancías por ferrocarril es un “elemento clave” para limitar el incremento global de la temperatura a 1,5 grados respecto a los niveles preindustriales, tal como se estableció en el Acuerdo de París.

EXTERNALIDADES POSITIVAS

Según recoge el Libro Blanco del Transporte en Europa, elaborado por RFF, en la próxima década los hábitos de consumo indican que el transporte general de mercancías se va a incrementar un 30%. Las externalidades positivas que hasta 2030 generaría el tren en Europa si alcanzara esta cuota rondarían los 100.000 millones de euros y la emisión de 290 millones de toneladas de CO2 menos a la atmósfera. También se consumiría seis veces menos de energía y se reducirían las muertes por accidentes de tráfico, ya que el ferrocarril ocasiona 85 veces menos accidentes que la carretera.

En términos absolutos, el ferrocarril genera un coste por factores externos de ocho euros cada 1.000 kilómetros por cada tonelada transportada, mientras que el de la navegación fluvial es de 11 euros, el del camión pesado es de 34 euros y de 145 el de los camiones ligeros.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies