El transporte por carretera, sector estratégico para la recuperación

por Dulsé Díaz
Dulsé Díaz

Secretario general adjunto de CETM

Existe un desconocimiento generalizado en la sociedad sobre ese colectivo de transportistas que, cada día, nos trae lo que necesitamos. Y es que, aunque el mundo no sea totalmente consciente, el transporte de mercancías es el motor de la economía, y un enorme generador de riqueza y empleo con una aportación al PIB español del 4,8%, cerca de 600.000 empleos directos y más de 15.000 millones de euros vía impuestos a las arcas de Estado.

Lamentablemente, y como pasa tantas veces cuando las cosas se ponen difíciles, ha tenido que ser la crisis generada por el dichoso coronavirus la que ha provocado que dejemos de ser invisibles para muchos ciudadanos que, de la noche a la mañana, se han dado cuenta de algo de lo que nosotros siempre hemos estado orgullosos como sector, y que es nuestro papel como engranaje fundamental para que la economía y la sociedad funcionen con normalidad.

La triste realidad de estos momentos nos muestra que, mientras una parte del sector se está reventando a trabajar para que nada indispensable (equipamiento sanitario, medicinas, alimentos y demás bienes de primera necesidad) nos falte, esta pandemia está quebrando la actividad de otras miles de empresas de transporte que se han visto obligadas a cancelar su actividad, o a mantenerla en un nivel mínimo, porque sus clientes (fabricantes de vehículos, piezas y componentes, de combustibles, de ropa, etc.) han cerrado con motivo de la declaración del estado de alarma.

“Nuestro gobierno debe volcarse con urgencia en apoyar al sector, porque solo de la mano de un transporte de mercancías fuerte y sano será posible salir de la crisis económica a la que, sin duda, estamos abocados”

Esta situación, no solo está poniendo en riesgo su viabilidad futura y con ello la continuidad del tejido empresarial del transporte y el mantenimiento de los puestos de trabajo, sino también la del resto de actividades industriales y comerciales que, una vez acabada esta maldita pandemia, necesitarán que las empresas de transporte por carretera reanuden sus operaciones de inmediato para apoyar y activar la recuperación económica que sin duda vamos a necesitar.

Por eso es el momento de que el transporte de mercancías deje de ser invisible para el Gobierno, quien debe dar a nuestras empresas un apoyo económico prioritario e inmediato, que incluya medidas como el aplazamiento de las cotizaciones a la Seguridad Social; la posibilidad de acogerse a ERTEs por fuerza mayor; una moratoria fiscal para IVA e impuesto de sociedades; el aplazamiento de las cuotas de leasing y renting de vehículos, y el establecimiento de una línea especial de préstamos sin interés, entre otras muchas.

Desgraciadamente, sin la aplicación inmediata de estas medidas, serán muy pocos los transportistas por carretera, un sector compuesto mayoritariamente por autónomos y pymes, que puedan permanecer operativos una vez que se haya terminado esta crisis.

Nuestro gobierno debe ser consciente de la importancia de lo que aquí decimos y volcarse con urgencia en apoyar a nuestro sector, porque solo de la mano de un transporte de mercancías fuerte y sano será posible salir de la crisis económica a la que, sin duda, estamos abocados.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies