El transporte por carretera se moviliza contra los peajes en Gipuzkoa

por El Vigía

El último pleno del departamento de mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) ha acordado el inicio de una serie de movilizaciones contra “la inminente entrada en vigor de la Norma Foral por la que se establece un peaje de utilización al transporte pesado, en determinados tramos de la N-1 y la A-15” a su paso por Gipuzkoa. Las primeras medidas anunciadas se concretan en “la paralización de actividad” que comenzará el 2 de enero y que finalizará el día 5 de enero de 2018. El paro supone “la suspensión del tránsito de camiones de ámbito nacional e internacional, como las operaciones de carga y descarga dentro de la provincia”.

El transporte de mercancías por carretera recuerda que “ha tratado por todas las vías de negociación” para “llegar a una solución pactada con las autoridades”. De hecho, señalan que mantienen la “mano tendida para alcanzar ese fin”. Sin embargo, “ante la falta de sensibilidad por parte de dichas autoridades a los argumentos expuestos en favor del libre tránsito de camiones y mercancías por las vías de Gipuzkoa,  el CNTC se ve en la obligación de hacer un llamamiento a todo el sector, para que suspenda el servicio de transporte de mercancías en el territorio de Guipúzcoa en la primera semana de enero”.

Por su parte, Fenadismer sostiene que dicha movilización se convoca en protesta por la próxima puesta en marcha por parte de la Diputación de Gipuzkoa de un nuevo peaje para camiones en la carretera nacional N-1, que une Madrid con Irún, y que afectará principalmente a los más de 6.000 transportistas de larga distancia que diariamente utilizan dicha vía como tránsito obligado hacia el resto de Europa. Con el establecimiento de dicho peaje, las autoridades espera recaudar en 2018 a través de la empresa pública guipuzcoana Bidegui, que será la encargada de gestionar el nuevo peaje en la N-1, más las actuales autopistas concesionales AP-1 y AP-8, un 21,70% más, en concreto 27,7 millones adicionales a lo recaudado en 2017, explica la federación de transportistas.

Fenadismer recuerda que “el importe del nuevo peaje establecido sobre la N-1 será de media 0,34 euros por kilómetro (llegando en el tramo Sur a 0,44 euros por kilómetro)”. A juicio de dichas asociación, se trata de un peaje “absolutamente desproporcionado, ya que llega a duplicar el coste medio de peaje para camiones establecido en las autopistas de peaje en España, que se sitúa en los 0,18 euros, con el agravante de que la N-1 se trata de una vía convencional carente de los elementos técnicos y de trazado propios de una autopista de peaje”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies