NoticiasAéreo

El transporte aéreo genera el 3,6% de la actividad económica global

El Vigía

2 octubre, 2018

Este sector sostiene 65,5 millones de empleos en todo el mundo

El sector del transporte aéreo mundial sostiene directa e indirectamente 65,5 millones de empleos, así como 2,7 billones de dólares de actividad económica global, según el último informe ‘Aviation: Benefits Beyond Bordes’ publicado por el Air Transport Action Group (ATAG), que analiza el papel que desempeña la aviación civil para la sociedad actual y profundiza sobre los efectos económicos, sociales y medioambientales de esta industria global.

Según comenta el director ejecutivo de ATAG, Michael Gill, “hay más de diez millones de mujeres y hombres trabajando en la industria para asegurar que 120.000 vuelos y 12 millones de pasajeros al día sean guiados de manera segura a través de sus viajes. La cadena de suministro más amplia, los impactos fluctuantes y los empleos en el turismo son posibles gracias al transporte aéreo, que sostiene 65,5 millones de empleos y genera el 3,6% e la actividad económica global“.

Solo en 2017, se transportaron alrededor de 62 millones de toneladas de carga por vía aérea, con un valor de seis billones de dólares, lo que representa el 35% de todo el comercio internacional. Además, unas 1.300 líneas aéreas operaron una flota total de más de 31.000 aviones y sirvieron a casi 4.000 aeropuertos a través de una red de rutas de varios millones de kilómetros.

El documento analiza dos escenarios futuros de crecimiento del tráfico aéreo, así como los empleos y beneficios económicos generados por esta industria. En este sentido, los expertos calculan que en un contexto abierto y de libre comercio, el transporte aéreo sostendría unos 97,8 millones de empleos y generaría 5,7 billones de dólares de actividad económica en 2036. En cambio, si los gobiernos crearan un mundo más fragmentado y con políticas proteccionistas, el transporte aéreo podría perder más de 12 millones de empleo, además de dejar de generar 1,2 billones de dólares en actividad económica.

Por otra parte, el transporte aéreo sigue trabajando para mitigar su impacto ambiental. En 2017, las operaciones realizadas por las aerolíneas produjeron 859 millones de toneladas de CO2 y, de cara a 2050, la industria se ha comprometido a reducir su huella de carbono neta a la mitad de la registrada en 2005.