NoticiasFerrocarril

El tráfico ferroviario de contenedores entre China y Europa se duplicará en 2020

El Vigía

4 abril, 2018

La política de subsidios lleva a los exportadores chinos a priorizar el ferrocarril

La iniciativa del cinturón económico de la llamada nueva ruta de la seda, impulsada por China (SREB), ha multiplicado los envíos desde el gigante asiático a Europa y viceversa a través de la red ferroviaria de los países de la Unión Económica Euroasiática (UEEA). Entre 2010 y 2017, los flujos de contenedores en tránsito entre China y la UE aumentaron desde los 5.600 teus a casi 164.000. Los contenedores ferroviarios de la UE a China se incrementaron de 1.300 teus en 2010 a más de 98.000 en 2017, mientras que el tráfico total alcanzó los 262.000 contenedores en 2017, lo que equivale a 1,8 veces más que en 2016, todo ello impulsado por las ayudas chinas al ferrocarril.

Según un análisis realizado por el Banco Euroasiático de Desarrollo (EDB), una institución financiera fundada por Rusia y Kazajistán, el aumento anual en el número de trenes de contenedores y la cantidad de carga transportada por contenedores en 2013-2016 a lo largo de China-EAEU-UE se debió principalmente a los subsidios ferroviarios de China. La reducción a cero real de las tarifas de envío de contenedores ha llevado a los exportadores chinos a pasar del transporte marítimo al ferroviario. Estos datos y análisis se ofrecen en el informe titulado Corredores de transporte por carretera de seda: una estimación del posible aumento en el tráfico de mercancías a través de la EAEU, del Centro de Estudios de Integración de EDB.

Así, las subvenciones chinas se aproximaron a los 88 millones de dólares en 2016, con alrededor de 35.000 contenedores de 40 pies subsidiados, y una subvención media de 2.500 dólares por contenedor.

El crecimiento del tráfico de contenedores de los últimos años se logró con unos precios de entre 4.800-6.000 dólares por contenedor de 40 pies y subsidios en torno al 40%. Que las provincias chinas conserven y mejoren sus subsidios para los envíos es la cuestión clave, según EDB, para futuros aumentos de tráficos.

Los envíos ferroviarios ofrecen una gama de ventajas para los transitarios. “La precisión de los horarios ferroviarios (el 99,7% de los trenes de contenedores entre China y Europa funcionan exactamente según lo previsto), la entrega puerta a puerta y los tiempos de transporte que son aproximadamente tres veces menos que los envíos marítimos son las ventajas del transporte ferroviario“, según Evgeny Vinokurov, director del Centro de Estudios de Integración. “El potencial no relacionado con los precios aún no se ha agotado: el número de envíos de contenedores por semana puede triplicarse en 2020, a alrededor de 100 por semana”, afirma. Esto supondría alrededor de 500.000 teus en 2020.

Los requisitos previos para un mayor crecimiento, más allá de 2020, incluyen tarifas más bajas, la construcción de nuevas líneas, la electrificación de secciones ferroviarias, la modernización de las  locomotoras, el uso de material rodante especial y la construcción de centros e infraestructura de transporte y logística en los pasos fronterizos, además de la coordinación internacional de las políticas de transporte.

En un escenario optimista, a largo plazo los flujos de contenedores agregados a lo largo del eje China-EAEU-UE pueden crecer hasta 1,3 millones de teus y alcanzar incluso los dos millones en el futuro.