El tráfico de automóviles sostiene el crecimiento del puerto de Vigo

por El Vigía

El tráfico total en 2017 en el puerto de Vigo ascendió en 2017 a 4,2 millones de toneladas, un 2,7% más que en 2016, con un ascenso en el tráfico local, el tráfico de mercancías y el de pesca fresca. Así lo aseguró el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique López Veiga, al término del consejo de administración de la institución, celebrado el viernes, en el que destacó, las subidas experimentadas en el tráfico de automóviles, que supera a la pesca congelada como principal mercancía del puerto.

Entre las mercancías que cierran el periodo en positivo, López Veiga destaca el incremento en el segmento de automóviles, que crecen un 8%; las conservas, con un repunte del 36%; la pesca congelada, casi un 5% más; y el cemento, que repunta un 14%. Según explicó el presidente, los automóviles han incrementado sus cifras con Francia como destino destacado en volumen; por crecimiento, cabe mencionar el considerable incremento de los tráficos a Latinoamérica, en concreto Argentina, Chile, México. En cuanto a los tránsitos, destacan los automóviles provenientes de Marruecos, vía Tánger, como nuevo punto de escala de la Autopista del Mar, y los de Sudáfrica y Turquía, continuando la tendencia iniciada los últimos meses.

Las conservas, tráfico eminentemente de importación, se ha incrementado gracias al crecimiento de la importación desde Ecuador, China, Filipinas y Papua Nueva Guinea. El aumento de las exportaciones a Francia, con la Autopista del Mar, Holanda y EE.UU, también ha ayudado a que esta mercancía se consolide como una de las más importantes del puerto.

Por su parte, la pesca congelada está incrementando sus cifras superando en el acumulado los números de 2016, próximo ya al tráfico de 2015, pero alejados del volumen del año 2014. Del mismo modo, el cemento se incrementa de manera significativa, pero cabe destacar que en los últimos ejercicios el tráfico de este tipo de mercancías sufrió una caída importante. En los datos de evolución mensual en el periodo enero-diciembre de los últimos tres años, se aprecia que en 2017 se superan los valores acumulados de 2016, pero que todavía están por debajo de cualquiera de los años anteriores.

En cuanto a las mercancías que cierran el periodo en negativo, destaca la del granito elaborado, que cae un 17%; los productos químicos, con una caída del 23%; y el vino y las bebidas alcohólicas, que pierden un 36%. «Todos ellos -salvo el vino, matiza el puerto- vinculados al descenso de tráficos producido por el traslado de las operaciones de Maersk al puerto de Marín, siguiendo la senda de los últimos meses».

En relación a los contenedores, los Ro-Ro han incrementado casi un 5% su actividad y los Lo-Lo pierden un leve 0,21%, «influenciados principalmente por la huelga de la estiba de los meses de abril y junio, pero recuperándose en gran medida en los últimos meses del año».

Por último, la autoridad portuaria señala que la cuenta de resultados presenta una cifra de negocio con un 4,7% de incremento respecto al ejercicio anterior. Los resultados después de impuestos ascienden a dos millones de euros, 1,3 millones más que en el pasado ejercicio. López Veiga se ha mostrado “contento, pero no satisfecho” con estas cifras que sitúan los beneficios por encima de los dos millones de euros. Una situación que, según recordó, no se daba desde el año 2010 y que “nos obliga a redoblar los esfuerzos en todos los ámbitos”.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies