NoticiasMarítimo

El tráfico agroalimentario del puerto de Tarragona crece a tres dígitos hasta junio

El Vigía

27 julio, 2018

El enclave logra estabilizar los tráficos a pesar de la parada técnica de Repsol

El sector agroalimentario logró impulsar durante este primer semestre la actividad del puerto de Tarragona al aumentar un 168% y situarse en 385.268 toneladas. Este crecimiento ha permitido que, a pesar de la parada técnica de Repsol, el tráfico portuario del enclave se situase en 16,2 millones de toneladas, lo que supone una mejora del 0,3% respecto al mismo periodo del año anterior.

Los datos del mes de junio muestran que el tráfico total de mercancías disminuyó un 32% respecto al mismo mes del año anterior, con 1,8 millones de toneladas frente a los 2,6 millones de toneladas de junio de 2017. Según explican desde el enclave, la coincidencia de los trabajos de mantenimiento de la línea de refinados con los de la monoboia de Repsol ha sido la causa principal de esta disminución. Así, fueron 659.000 toneladas menos de crudo de petróleo (-81,6%) y 420.000 menos de productos petrolíferos las causas fundamentales de la disminución. El carbón también ha disminuido en 154.000 toneladas.

En relación con el sector agroalimentario, destaca la buena evolución de los cereales y sus harinas, que en junio crecieron un 1.375,2%, con 220.452 toneladas. En el acumulado hasta el mes de junio, los datos también muestran que este semestre ha sido uno de los mejores de la serie histórica del enclave, con 1,9 millones de toneladas. Esta cifra supone superar los 1,3 millones de toneladas del primer semestre del 2008, el que hasta ahora era el mejor semestre en tráfico de agroalimentarios.

En cuanto a la carga general, aumentó un 11,4% entre enero y junio, con 218.302 toneladas. En esta línea, la carga general no contenerizada experimentó una mejora del 23,3% en el acumulado del primer semestre, gasta las 871.000 toneladas. Este resultado se debe al buen comportamiento de los tráficos de papel y pasta (50,9%), hasta las 325.000 toneladas; de los productos siderúrgicos (27,2%), con 288,000 toneladas;  y un nuevo tráfico de plásticos en balas (dentro del grupo estadístico de productos químicos), que alcanzó las 21,000 toneladas.

Por último, el tráfico de cruceros también mostró un comportamiento al alza, con un incremento del 258,1% en el acumulado semestral (37,541 pasajeros), y del 84,2% en el mes de junio (16.235 pasajeros). Por otro lado, los barcos mercantes que operaron en el puerto de Tarragona en el primer semestre de 2018 fueron 1.317.