El sector logístico prevé un incremento de la conflictividad laboral a lo largo del año 2017

por El Vigía

Las empresas y los expertos del sector logístico coinciden en augurar un 2017 complejo en el plano de las relaciones laborales. El hecho de que el sector haya tomado cierto oxígeno y las empresas reflejen sus primeros síntomas de recuperación, tras siete años de crisis económica, ha reactivado las actividad de los sindicatos, que en muchos casos están optando por iniciar la negociación a través de la interposición de una denuncia previa. Todas estas cuestiones y la previsible continuidad en el crecimiento hacen prever al sector logístico un incremento de la conflictividad laboral a lo largo de 2017.
Esta problemática fue abordada abiertamente por el consejero delegado de ID Logistics Iberia y vicepresidente de UNO, Luis Marceñido, en su intervención en el XVI Congreso de Empresarios de Transporte, celebrado en Bilbao. En su opinión, 2017 será un año de cambios estructurales en las relaciones laborales. “En la logística, la mano de obra tiene mucho peso, por lo que nos tenemos que preparar, porque van a llegar cambios que nos acabarán afectando a todos”. El mercado laboral tenderá, tal y como detalló Marceñido, hacia cambios en el actual sistema de externalización de servicios. Será un aspecto clave, teniendo en cuenta la importancia del outsourcing en los procesos logísticos. En este sentido, añadió: “Desde el punto de vista político y sindical, prevemos un 2017 bastante conflictivo, por lo que tenemos que prepararnos y tomar medidas para ello”. Según detalló, los sindicatos consideran que ha llegado el momento de recuperar el poder adquisitivo perdido, ya que ahora las empresas no están en una situación límite. “Ya hemos detectado que los sindicatos están llevando a cabo ahora acciones, a las que estos años atrás eran más reacios, denunciando muchos convenios”, explicó.
doblelog1
Coinciden con este punto de vista las empresas de transporte. En este sentido, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales de Transporte por Carretera (Conetrans), Carmelo González, manifestó: “La próxima reforma laboral nos va a cargar problemas a todos”. González argumentó que, durante esta larga y dura crisis económica, empresas y patronales han logrado mantener las condiciones de los distintos convenios profesionales debido, precisamente, a la situación crítica que atravesaba el sector ante la falta de actividad, el cierre de empresas y la pérdida de empleo. Por lo tanto, confirma que los sindicatos están tratando ya de recuperar parte de lo que consideran que han perdido en los últimos años. Las patronales de empresarios e incluso los propios sindicatos prevén que, con la formación de un nuevo Gobierno, la reforma laboral es inminente. En este sentido, el calado y agresividad de la misma será la que marque el tono y dureza de los futuros conflictos laborales previstos por el sector.
El jefe de proyecto de Logispyme y profesor del máster de Logística de ESIC, Antonio Iglesias, coincide en la posibilidad de que 2017 se convierta en un año con un mayor nivel de conflictividad laboral. Como explica el experto, “el nivel salarial dentro del sector ha caído bastante desde el inicio de la crisis y eso, ante el proceso de recuperación que parece que se ha iniciado, va a impulsar la conflictividad, pero es bastante difícil augurar el momento en que se producirá o si esto va a ser así o no”.
El devenir político, por tanto, marcará las relaciones laborales. No obstante, no todos los expertos ven con claridad que 2017 vaya a ser un año especialmente conflictivo. El presidente de ICIL y de Pimec Logística, Ignasi Sayol, reconoce que no prevé que el próximo ejercicio esté marcado por los conflictos laborales en el sector logístico. “La situación política, aunque parece inestable, no lo es tanto. Por eso, en mi opinión, habrá continuidad en las relaciones laborales”. Así, el experto no considera que exista en el mercado laboral la presión suficiente para ningún importante cambio legislativo. “Cambiar el actual status quo no es fácil, hay muchos actores implicados”, señala.
La nulidad de los convenios multiservicios obliga a redefinir la externalización
El sector prevé, con carácter inminente, una reconversión de las empresas multiservicios, a través de las cuáles los operadores logísticos externalizan alguno de sus procesos. En este proceso, resulta clave la decisión de la Audiencia Nacional de anular 43 convenios de empresas multiservicios y la del Tribunal Supremo, que ha ratificado ya varias de esas resoluciones, impgundadas por las empresas. Como resultado de los fallos juiciales, las compañías multiservicio deben ajustar los sueldos y condiciones de sus trabajadores a lo que estipulan los convenios de la rama de actividad que desempeñen. Estos cambios obligarán a los operadores logísticos a redefinir su estrategia de externalización, en muchas ocasiones centrada en la reducción de costes laborales.
El consejero delegado de ID Logistics Iberia y vicepresidente de UNO, Luis Marceñido, recuerda, además, que tanto PSOE como Ciudadanos contemplaban en sus programas políticos la equiparación de las condiciones laborales de los trabajadores externalizados a las de los empleados propios la empresa, lo que le lleva a considerar que ante posibles negociaciones defenderán este posicionamiento. “Esto nos hace pensar que las empresas multiservicios seguirán un proceso similar al que vivieron las ETTs”, explica Luis Marceñido. Ahora, añadió, “parte de las empresas que tienen su actividad externalizada, progresivamente irán adaptando el coste del convenio de empresa multiservicio a las condiciones del convenio por el que se rige la empresa principal”.
El jefe de proyecto de Logispyme y profesor del máster de Logística de Esic, Antonio Iglesias, apunta que las sentencias ya publicadas “pueden llevar a las empresas a empezar a valorar la necesidad de diseñar y poner en marcha planes de mejora, entre todos los actores de la cadena de suministro, para no cubrir con incrementos de recursos humanos baratos las ineficiencias en la planificación de los procesos operativos, la falta de información o muchos otros errores que de manera habitual podemos detectar en los procesos logísticos de muchas compañías”, detalla Antonio Iglesias. Por su parte, el presidente de ICIL y de Pimec Logística, Ignasi Sayol, destaca que, en relación a la externalización de servicios, la situación en el sector se está tensando cada vez más. A los convenios de empresas de servicios denunciados, se suma la petición de aplicación del convenio de la empresa contratante, así como la discusión sobre si se debe crear un convenio sectorial de empresas de externalización. “Es una situación que viene generándose desde hace años, pero es cierto que cada año vez es más compleja”, manifiesta. Desde su punto de vista, durante 2017 seguirá aumentando la tensión en el sector. No obstante, en su opinión, no considera que en el próximo año se vaya a producir ningún cambio significativo legislativo que desencadene una modificación del escenario actual.”Hay que pensar que el proceso judicial no está cerrado en muchos casos y que queda aún tiempo para que las sentencias sean definitivas, ya que hay recursos presentados”, aseguró. Así, según sus previsiones, en 2017 continuará el proceso judicial y, si es así, será en 2018 cuando se empiecen a producir hitos que desencadenen cambios más profundos.
Por su parte, 12 de las empresas multiservicios más grandes de España acaban de crear una asociación patronal que las represente. Se trata de la Asociación de Empresas de Externalización de Servicios Auxiliares de Producción (ESAP). De hecho, los sindicatos esperan poder empezar en breve a negociar y debatir con la nueva organización.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies