El ROTT, cambios de acceso a la profesión y al mercado

por Carl Lubachs
Carl Lubachs

Responsable del German Desk de Mestre Abogados

El pasado 21 de febrero entró en vigor el real decreto 70/2019, de 15 de febrero, por el que se modifican el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres. Este reglamento prevé una serie de cambios administrativos, creación de registros y de sanciones que deberán ser cuidadosamente considerados por todos los actores del sector logístico del transporte y que afectan, no solo a las empresas de nueva incorporación, sino también a las compañías y agencias que gozaban de las autorizaciones correspondientes.

Entre los cambios más relevantes, destacamos en primer lugar los relativos al acceso a la profesión y al mercado. En el denominado nuevo ROTT se desarrollan los criterios legalmente establecidos en relación con el cumplimiento de los requisitos de establecimiento, capacidad financiera, honorabilidad y competencia profesional, tras su introducción en la ley 16/1987, de 30 de julio, en cumplimiento de lo dispuesto en el reglamento (CE) 1071/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de octubre de 2009, por el que se establecen las normas comunes relativas a las condiciones que han de cumplirse para el ejercicio de la profesión de transportista por carretera. Así, el nuevo reglamento introduce como novedad para la obtención del título profesional de transportista u operador de transporte un nivel académico previo, en concreto poseer al menos el título de bachiller o equivalente o bien el título de FP de grado medio.

La vinculación entre la persona que ostenta el referido título de competencia profesional y la empresa titular de la actividad empresarial debe ser real y efectiva, exigiendo una vinculación laboral a jornada completa y además el desarrollo de actividades de supervisión en todas las áreas de la empresa, pasando a denominarse gestor de transporte (hasta ahora denominado capacitado). Para los empresarios que ya operan en la actualidad, se establece un régimen transitorio en relación con la vinculación laboral del indicado gestor de transporte.

NOVEDADES EN EL RÉGIMEN DE SANCIONES

En materia de infracciones y régimen sancionador, se da entrada a las infracciones tipificadas por el reglamento (UE) 2016/403 de la Comisión, de 18 de marzo de 2016, por el que se completa el reglamento (CE) 1071/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo que respecta a la clasificación de infracciones graves de las normas de la Unión que pueden acarrear la pérdida de honorabilidad del transportista, y por el que se modifica el anexo III de la directiva 2006/22/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, que no se hallaban previamente tipificadas en la ley 16/1987, de 30 de julio, así como a los criterios sancionadores señalados en dicho reglamento.

Destaca la nueva regulación del requisito de pérdida de honorabilidad, que implicará la suspensión de la validez de las autorizaciones de transporte durante un plazo de un año, por la comisión de una única infracción muy grave o bien de tres infracciones graves en determinados supuestos y en función de la flota que posea la empresa. En cualquier caso, la pérdida de dicho requisito exigirá una resolución previa expresa por parte del órgano competente (normalmente el director general de Transporte de la comunidad autónoma).

Una de las novedades del nuevo reglamento es que consigue la adaptación de España a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 8 de febrero de 2018, que obligaba a eliminar el requisito existente de poseer una flota mínima inicial para acceder tanto al transporte de mercancías en vehículo pesado como al transporte de viajeros en autobús, que actualmente establece tres camiones en transporte de mercancías y cinco autobuses en transporte de viajeros. El nuevo ROTT permite que se pueda acceder con un solo vehículo de transporte, aunque manteniendo el actual requisito fijado de antigüedad máxima, en concreto, cinco meses en transporte de mercancías y dos años en el caso del transporte de viajeros.

CAMBIOS EN EL COMITÉ NACIONAL

El nuevo ROTT introduce más cambios relevantes para el sector del transporte por carretera, como la desaparición de la tarjeta de transporte física, así como el refuerzo del papel del Registro de Empresas y Actividades de Transporte con objeto de evitar duplicidades de trámites administrativos y reducir la documentación que las empresas de transporte tienen que aportar. Resulta también destacable la reestructuración que incorpora en el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) para ajustar sus secciones a la evolución experimentada por las condiciones de ejercicio de la actividad por parte de las empresas transportistas y operadores de transporte de mercancías, de forma que la representatividad de dichas actividades en el Comité se ajuste más a la realidad del mercado.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies