El puerto seco de Burgos concluirá a finales de 2019 su ampliación con 50 nuevas hectáreas

por El Vigía

Los vientos soplan a favor del puerto seco de Burgos, ubicado en el polígono industrial de Villafría, que ha comenzado ya la cuenta atrás para la ampliación de sus instalaciones en medio millón de metros cuadrados. Esta actuación, según destacan desde el Ayuntamiento de Burgos, estará completada a finales de 2019 y permitirá solventar los problemas de capacidad de un recinto que se encuentra al cien por cien de ocupación.

Para lograrlo, la Junta de Castilla y León ha puesto su grano de arena. La semana pasada, el alcalde de la ciudad, Javier Lacalle, y la consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, firmaron un convenio por el que el Gobierno autonómico ha concedido una subvención de 3,3 millones de euros a la empresa Centro de Transportes Aduana de Burgos (Cetabsa). De esta forma, el Ejecutivo financiará el 30% de las obras, cuyo importe total alcanza los 9,5 millones de euros más IVA. Esta cantidad se completará con la propia aportación del Ayuntamiento de Burgos –que a finales de diciembre ya desembolsó 400.000 euros– y Cetabsa, así como con préstamos o créditos de entidades financieras.

“Seguimos manteniendo el calendario que anunciamos en el último trimestre de 2017, por lo que las obras de ampliación podrían iniciarse durante la segunda parte del verano”, aseguró el alcalde durante la firma del acuerdo, donde explicó que, de esta forma, las obras, con un plazo de ejecución de alrededor de un año, podrían concluir antes de que finalice el ejercicio 2019. Por el momento, Javier Lacalle comentó que “en menos de diez días se trasladará a Aena y al ministerio de Fomento el proyecto de urbanización de la ampliación para que lo verifiquen y puedan dar su visto bueno para proceder a partir de ahí con los tramites de inicio obras”.

La iniciativa consiste en la ampliación del centro logístico de Villafría hacia la zona sur, es decir, entre el actual puerto seco y las pistas del aeropuerto, en 520.000 metros cuadrados, por lo que las instalaciones duplicarán la superficie actual, pasando de los 300.000 metros cuadrados hasta superar los 800.000.

Un instante del acto de presentación de la ampliación del puerto seco, que contó con la presencia del alcalde de Burgos, Javier Lacalle, entre otros representantes / Junta de Castilla y León

En la actualidad, esta infraestructura tiene ocupados y a pleno rendimiento sus 300.000 metros cuadrados de superficie, por lo que es necesaria su ampliación para dar cabida a más compañías. “El objetivo del proyecto es favorecer la implantación de compañías logísticas para que puedan prestar servicios más competitivos a las empresas de Castilla y León, de acuerdo con lo establecido en el actual Plan Director de Promoción Industrial”, señaló, por su parte, Pilar del Olmo, que añadió que “está claro que en la Junta apostamos porque Burgos siga siendo la capital industrial de Castilla y León.

Además, la consejera comentó que, desde el primer momento, el Gobierno autonómico ha decidido apoyar el Centro de Transportes Aduana de Burgos porque es una oportunidad para que se instalen más empresas y para que éstas sean más competitivas al dotar a este recinto de mayor capacidad. A su vez, Pilar del Olmo comentó que esto supondrá una disminución de los costes en la cadena logística y favorecerá la internacionalización del tejido empresarial y la instalación de empresas. “Por tanto, estas instalaciones representan un elemento clave para la competitividad de Burgos, de Castilla y León y para que las empresas se instalen en este centro”, afirmó.

En concreto, los 3,3 millones que concede la Junta de Castilla y León irán destinados a financiar la ejecución del vial y la urbanización de la primera fase de la obra. En este importe están incluidos los gastos en las redes de abastecimiento, saneamiento, electricidad, gas natural, alumbrado público y telecomunicaciones, así como los de jardinería, señalización, gestión de residuos y seguridad.

Por último, el alcalde se refirió a la importancia de este proyecto para impulsar la economía de la región. “Al dotarnos de otro millón y medio de metros cuadrados se siga generando riqueza y creación de empleo, que se sume a los 1.000 puestos de trabajo que ya tenemos en el centro de Villafría”.

Un enclave de referencia del Corredor Central

“El puerto seco de Burgos puede convertirse en uno de los enclaves de referencia del Corredor Central”. Así lo aseguró el presidente de la Cámara de Comercio de Burgos, Antonio Miguel Méndez Poco, que comentó que “es de agradecer que podamos empezar las obras de ampliación y conseguir suelo en breve porque hay empresas muy interesadas en ubicarse, pero sobre todo, que podamos disfrutar de un espacio pensado para se un punto importante del Corredor Central”.

Pese a que desde el Ayuntamiento de Burgos no han querido desvelar más detalles al respecto, aseguran que en los últimos meses algunas compañías han mostrado su interés por ubicarse en estas instalaciones. “Anunciar esta colaboración económica con la Junta de Castilla y León y dar nuevos plazos concretos ayudará a ir formalizando algunos acuerdos”, aseguró el alcalde de la ciudad, Javier Lacalle. Además, comentó que desde el consistorio y desde el Centro de Transportes Aduana de Burgos (Cetabsa) realizarán, de forma simultánea, tanto la gestión administrativa, urbanística y obras como la labor de comercialización.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies