València rebaja el impacto ambiental del anteproyecto de ampliación norte

por El Vigía

El puerto de València ha renunciado finalmente a dos de sus propuestas más relevantes en el proyecto de ampliación norte, como son el dragado de 350 hectáreas del canal de acceso y la extensión de 503 metros del dique de abrigo norte. Ambas actuaciones justifican, según sus detractores, la realización de un nuevo estudio de impacto ambiental, ya que el realizado en 2007 sobre el proyecto original no lo contemplaba. De hecho, el dragado tal como está planteado en el anteproyecto constructivo supone multiplicar por catorce el volumen previsto entonces, hasta los 23 millones de metros cúbicos.

“Hablamos con TIL, la compañía que explotará comercialmente la terminal norte del puerto de València, y ellos creen que en los próximos 15 o 20 años no tienen previstos cambios de importancia en el tamaño de los buques, se sienten confortables con el dragado actual”, ha admitido este viernes el presidente de la autoridad portuaria, Aurelio Martínez, en la rueda de prensa posterior al consejo de administración.

También se ha referido al relleno de la nueva terminal para asegurar que “la mejor solución, que es la que más me gustaría, es que coincidieran las obras del túnel pasante de València con la del relleno, porque el mejor sitio para reubicar los materiales excedentarios es el puerto”.

EL ANUNCIO DE XIMO PUIG EN LES CORTS

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, avanzaba ayer el cambio de rumbo acordado hoy por la Autoridad Portuaria de València, mediante la modificación del diseño original del proyecto renunciando tanto al dragado del canal de acceso como a la prolongación del dique de abrigo. “Dos de las objeciones principales al proyecto que fundamentaban la petición de una segunda declaración de impacto ambiental”, ha asegurado Puig durante la sesión de control en Les Corts Valencianes. Según el jefe del Ejecutivo valenciano, se trata de un “avance sustantivo” en un aspecto sobre el que habrán de pronunciarse los técnicos, “que son a los que les corresponde”. Puig ha defendido que “lo fundamental es que haya diálogo, nuestro trabajo será siempre que el crecimiento económico y la sostenibilidad vayan de la mano”.

El propio Aurelio Martínez reconocía hace unos días que el dragado marino para ampliar el canal de acceso o la prolongación del dique de abrigo son obras “perfectamente solubles”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies