El puerto de València se centra en la sostenibilidad y la transición digital

por El Vigía

Nuevas oportunidades de negocio, descarbonización, transformación digital, innovación y relación puerto-ciudad son los cinco ejes principales del nuevo plan estratégico de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) para el horizonte 2030. “Se trata de un plan para definir los puertos que queremos, una propuesta estratégica conjunta para Valenciaport pero también respondiendo a las singularidades y roles de los puertos de València, Sagunto y Gandía”, ha explicado en rueda de prensa Juan Manuel Díez, jefe de Planificación Estratégica e Innovación.

El desarrollo del plan estratégico saldrá próximamente a licitación por 511.000 euros, con un plazo máximo de ejecución de nueve meses y con fecha de inicio de los trabajos entre octubre y noviembre de este año. El documento estará alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y el Pacto Verde de la UE. Además, se ajustará al marco del sistema portuario que diseña Puertos del Estado, en el que participa activamente el enclave valenciano.

Aunque contempla una visión a largo plazo hasta 2050, la iniciativa será revisable en 2025 y tendrá en cuenta las características de Valenciaport “como infraestructura comercial al servicio de la movilidad de las mercancías, como puerto logístico al servicio del desarrollo industrial, de la economía azul y de las necesidades de aprovisionamiento y distribución de la economía, y como puerto ciudadano, al servicio de la movilidad de las personas, del acceso y disfrute ciudadano al frente marítimo-portuario y como agente creador de empleo y bienestar social”, ha señalado Juan Manuel Díez.

El de València es uno de los primeros puertos en definir su estrategia tras la pandemia de covid-19, por lo que contemplará también la actuación en situaciones de emergencia sanitaria. Es un elemento que está cambiando las reglas del juego y tiene un efecto sobre la evolución del tráfico de mercancías.

El plan estratégico también estima el desarrollo de nuevas oportunidades de negocio y desarrollo logístico, como el fomento del ferrocarril, la integración modal y con las redes transeuropeas de transporte o el impulso de áreas logísticas. En transición energética, descarbonización y lucha contra el cambio climático, la hoja de ruta valenciana se alinea con las inversiones de la APV en su objetivo 2030 de cero emisiones.

Finalmente, otra “apuesta decidida” es la transformación digital para impulsar nuevos modelos de negocio digitales y de conectividad, y posicionarse como smart port. En este sentido, va a reforzar sus acciones como hub tecnológico y motor para atraer talento a la Comunitat Valenciana.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies