NoticiasMarítimo

El puerto de Valencia recibió un 7% más de cruceristas en el primer semestre

El Vigía

10 agosto, 2017

La autoridad portuaria prevé alcanzar los 440.000 cruceristas y las 203 escalas en 2017

Durante el primer semestre del año han recalado en el puerto de Valencia 148.964 cruceristas a bordo de una de las 72 escalas de cruceros turísticos, un volumen de visitantes que supone un incremento del 7,03% con respecto al mismo período del año anterior, según informa la autoridad portuaria en un comunicado.

APV balance de cruceros primer semestre 2017

El aumento en el número de cruceristas que visitan Valencia haciendo escala en su puerto ha aumentado un 7,03%, cumpliéndose así las previsiones con las que trabaja la Autoridad Portuaria de Valencia desde hace un año.

De hecho, la APV prevé cerrar el curso alcanzando los 440.000 cruceristas y las 203 escalas, lo que supondría un importante avance en el objetivo que tiene fijado para el año 2020: 600.000 pasajeros y las 250 escalas.

La APV, que tiene previsto aprobar en su próximo consejo de administración del mes de octubre los pliegos del concurso para la construcción y explotación de la nueva terminal de cruceros, dispone en el puerto de Valencia de dos muelles que permiten el atraque de buques de hasta 300 metros de eslora. Además, cuenta también con otras dos alineaciones de atraque situadas en la ampliación norte de 430 y 440 metros de longitud respectivamente y un calado de 14 metros.

La oferta crucerística de la ciudad, desarrollada conjuntamente entre la Autoridad Portuaria de Valencia y Turismo Valencia, es amplia y muy variada. Este año, como novedad, además de las tradicionales rutas por la Albufera, el centro histórico o la Ciudad de las Artes y las Ciencias se han incorporado nuevos recorridos. Entre ellos destacan la Ruta del Arte Religioso, que incluye una visita a la Catedral y a otras iglesias como la recientemente restaurada San Nicolás o San Juan del Hospital; la Ruta de la Seda para conocer el legado histórico de esta industria en Valencia con las visitas a la Lonja de la Seda, al recién restaurado  Museo de la Seda y al barrio de Velluters; o la Ruta Valencia y Fallas que permite al turista adentrarse en los principales puntos neurálgicos de estas fiestas declaradas Patrimonio de la Humanidad.