NoticiasMarítimo

El puerto de València realiza su primera carga de GNL en un ferry de Baleària

El Vigía

12 junio, 2018

El objetivo es reducir las emisiones y mejorar la calidad del aire

Gas Natural Fenosa y Baleària han concluido en Valencia la primera carga de gas natural licuado para el ferry ‘Abel Matutes’. Ambas empresas han desarrollado un proyecto pionero en España consistente en la instalación de un generador a gas natural así como un tanque de gas natural licuado (GNL) en dicho buque con el objetivo de reducir las emisiones y mejorar la calidad del aire.

Se trata de la primera operación de estas características que se realiza en un puerto valenciano; y supone un paso más en la hoja de ruta trazada de reducción constante de emisiones, de ecoeficiencia y de sustitución de combustibles fósiles por energías ecológicas. En concreto, la aplicación de esta tecnología en el buque se traducirá en una reducción de emisiones y un ahorro anual de cerca de 4.000 toneladas de CO2 , más de 60 toneladas de NOx  y seis toneladas de SOx.

El proyecto de Baleària consiste en la instalación de un motor a gas auxiliar (que es el que se activa en los puertos y permite la anulación de gases de derivados del petróleo) y un tanque de 30 metros cúbicos (con una autonomía para una semana) en la cubierta 8 del buque.

El motor, que se usa en las aproximaciones y estancias en puerto, está totalmente integrado en la planta eléctrica del barco y puede funcionar con cualquiera de los auxiliares propios y sin impacto visual. El ferry, que tiene una eslora de 190 metros, dispone de una capacidad de 900 personas y 2.235 metros lineales de carga rodada.

El presidente de Baleària, Adolfo Utor, ha señalado que el compromiso de la compañía con el medio ambiente “es una determinación estratégica, fundamentada en el uso del gas natural licuado, así como de otras energías limpias, y en la ecoeficiencia de la flota”. Utor ha detallado que el GNL permite reducir un 30% las emisiones de CO2, un 85% las de NOx y eliminar totalmente las emisiones de azufre y partículas. “El uso de este combustible respetuoso tiene una repercusión inmediata en la calidad del aire y el efecto invernadero”, ha remarcado.

Para Federico Torres, director de Seguridad, Medioambiente e Instalaciones de la Autoridad  Portuaria de Valencia, “estamos ante la demostración de un éxito y de una muestra de la decisión de Valenciaport de recortar emisiones; pues todas estas actuaciones tienen como objetivo la reducción de contaminantes procedentes de las actividades portuarias, como lo demuestra la reducción de partículas, óxidos de azufre y óxidos de nitrógeno que se produce por la sustitución de los combustibles tradicionales por el GNL”.