El puerto de València instalará una central eólica para ser autosuficiente en 2025

por El Vigía

El puerto de València se ha fijado como objetivo proritario alcanzar «cuanto antes» la autosuficiencia energética. Ante el «gran reto» del cambio climático y la descarbonización del transporte, el presidente de la APV, Aurelio Martínez, ha asegurado que «queremos adelantarnos a los calendarios europeos para alcanzar cuanto antes nuestra autosuficiencia energética. Lo haremos con inversiones en energías del hidrógeno, fotovoltaicas y eólicas y aceleraremos nuestros planes para abastecimiento de GNL a buques».

En este sentido, la Autoridad Portuaria de València presentará a la Generalitat un proyecto para instalar una planta eólica en el puerto que generaría en una primera fase entre 12 y 16 MW. Con un coste de entre 13 y 18 millones de euros, la instalación produciría 27.000 MWh anuales en su primera fase y podría alcanzar los 24MW. «Esto supondría cubrir las necesidades futuras del puerto y se alcanzaría el equilibrio energético en 2025, anticipándose a las exigencias europeas», ha asegurado Martínez. La autoridad portuaria ya cuenta con licencia para la construcción de un aereogenerador y está barajando opciones para levantar entre tres y siete molinos.

El proyecto final dependerá de las posibilidades de incluir el enclave en el Plan Eólico de la Comunitat Valenciana, y de las conversaciones que se desarrollen con la Generalitat. En el caso de la energía solar fotovoltaica, Martínez ha recordado que está previsto licitar una instalación de casi 800 KWH con un coste de unos 600.000 euros. Los planes energéticos incluyen también los puertos de Sagunto y de Gandía, aunque el volumen de inversiones es muy inferior. Además, el puerto construirá una subestación eléctrica que permitirá parar los motores de los buques para conectarse a la red una vez hayan atracado.

AURELIO MARTÍNEZ
«Son medidas todas ellas que redundarán positivamente en el bienestar general de los valencianos, en especial de los barrios más próximos a la actividad portuaria»

Por otro lado, Martínez ha expuesto el plan previsto por la APV en su lucha contra el cambio climático a través de medidas como la electrificación de terminales (que supondrá la sustitución de maquinaria propulsada por combustibles fósiles por eléctrica) tal y como ya se contempla en los pliegos de la ampliación norte; la conexión eléctrica de los buques durante su estancia en el puerto, y el plan de mejoras en las terminales para la reducción del consumo energético.

La APV contempla la instalación de una subestación eléctrica que contará con una potencia de hasta 40MW en su proyecto total; aunque se hará en dos etapas de 20MW cada una (para poder dar servicio cuanto antes, pero también para poderse acoplar a las necesidades futuras que se puedan plantear) y supondrá una inversión inicial de ocho millones de euros. La licitación está prevista para el último trimestre de 2019. En cuanto al GNL, el puerto trabaja desde 2014 para implantar este combustible, como hace ya con los buques de Baleària, y tiene previsto instalar próximamente una gasinera para camiones. Asimismo,  el proyecto H2Ports ha demostrado la viabilidad del hidrógeno en instalaciones portuarias, concretamente en las terminales de contenedores de MSC y Grimaldi.

En los últimos 20 años la instalación ha participado en proyectos de sostenibilidad con más de 200 millones de euros invertidos. Gracias a las medidas de eficiencia implantadas, el puerto ha reducido un 11,5% su gasto energético, pasando del 1,9% de energía consumida por unidad de mercancía en el año 2000 a un nivel de 0,9 en 2018.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies