El puerto de Tarragona reducirá a cero su huella de carbono en 2030

por El Vigía

El nuevo plan de sostenibilidad del puerto de Tarragona reducirá a cero la huella de carbono en el año 2030. El presidente de la autoridad portuaria, Josep Maria Cruset, ha presentado este jueves en los jardines de la sede de la APT,  flanqueado por dos vehículos eléctricos, el Pla de Sostenibilitat-Agenda 2030, que establece 23 objetivos medioambientales concretos, “ambiciosos pero asumibles”, que se desplegarán durante los próximos diez años en forma de 82 actuaciones o metas. Estas permitirán reducir a cero las emisiones de CO2 de la APT mucho antes de la fecha de 2050 prevista por la ONU.

El compromiso del enclave catalán con el desarrollo sostenible, ha explicado Cruset, “además de ayudar en la programación de las acciones para luchar contra el cambio climático, añade transparencia y rendimiento de cuentas en unos retos, como el cambio climático y la economía sostenible, que nos implican a todos como personas, como organizaciones y como sociedad”. La iniciativa agrupa los 23 objetivos en tres bloques temáticos (sostenibilidad ambiental, crecimiento sostenible y compromiso social), en los que se desgranan las fortalezas del puerto de Tarragona, se despliegan los objetivos a diez años, se establecen indicadores de seguimiento y se muestra el porcentaje de logro de cada objetivo por cada año.

Cada bloque del plan da respuesta a un grupo de objetivos para el desarrollo sostenible (ODS) detallados en la Agenda 2030 de Naciones Unidas contra el cambio climático y por un desarrollo económico y social más respetuoso con el entorno. Un reto que, según Cruset, “marcará la próxima década, puesto que el desarrollo sostenible es un objetivo indiscernible de la actividad económica global y, en particular, de las actividades del sector logístico y portuario”.

El preámbulo del documento, alineado con la estrategia del Govern de la Generalitat, define que “el futuro del puerto, como infraestructura logística tarraconense, pasa por la intermodalidad y el fomento del ferrocarril, el impulso de nuevos tipos de combustible verde y nuevas fuentes de energía renovable, garantizar la circularidad de todos los proyectos y mantener la política de transparencia y comunicación abierta y global como pilar fundamental de toda la organización”.

El apartado crecimiento sostenible, el más determinante, permitirá una compensación de las emisiones de CO2 de la APT de un 96% a finales de 2021 y del 99% a finales de 2030, a través de acciones como la contratación de energía verde y la electrificación del muelle de cruceros. Además, se instalarán más placas fotovoltaicas y se seguirá transformando la flota de vehículos en una flota eléctrica, fomentando que el resto de la comunidad portuaria también lo haga.

En este punto, el plan prevé el estudio de energías alternativas como el hidrógeno, que tienen una aplicación muy amplia (camiones, maquinaria terrestre, embarcaciones de servicios, cargueros, grupos electrógenos, etc.) y, también el fomento del transporte con ferrocarril, que ya está dando sus primeros frutos con el aumento de los envíos de cereales hacia Lleida, Vic y Aragón.

Del bloque de sostenibilidad ambiental, destacan la restauración, mejora y potenciación de los hábitats naturales de la zona Red Natura 2000, junto al casco urbano de la Pineda (Vila-seca), y la reutilización de las aguas pluviales en la nueva ZAL mediante la construcción de un depósito de 1.000 metros cúbicos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies