El puerto de Tarragona planifica una inversión récord de 25 millones de euros en 2019

por El Vigía

El puerto de Tarragona invertirá en 2019 un total de 25 millones de euros, la inversión más alta de la autoridad portuaria tarraconense en los últimos seis años. «Este será un año de ejecución de las nuevas infraestructuras para el nuevo crecimiento físico del puerto de Tarragona», ha asegurado su presidente Josep Maria Cruset, quien ha añadido que «las inversiones de los últimos años, con las planificadas para 2019 y 2020, nos hacen más competitivos».

La partida más destacada es la destinada a la primera fase de las obras de la terminal Puerta Centro, con un presupuesto de 1,9 millones de euros. La futura estación intermodal, ubicada en Marchamalo (Guadalajara), estará operativa en 2020 y se convertirá en la más grande de la Península Ibérica. Le sigue la fase de cruceros del muelle de las Islas Baleares, con un millón de euros para el presente ejercicio (el presupuesto total es de 25 millones). Además, destacan el proyecto de restauración Xarxa Natura 2000, la accesibilidad a la ZAL con 300.000 euros (de los nueve millones que supone el proyecto global) y el edificio de formación del Muelle de Rioja con 1,2 millones).

DESCENSO DE TRÁFICOS
El enclave ha movido 32,4 millones de toneladas en 2018, un 4,8% menos que el año anterior, cuando se alcanzaron los 34 millones de toneladas. La autoridad portuaria considera que, pese a ello, los resultados alcanzados son satisfactorios dado que 2017 fue un año «excepcionalmente bueno». Así, los tráficos acumulados en los dos últimos años, tomando como referencia 2016, experimentan un crecimiento del 2,9%.

JOSEP MARIA CRUSET
«2018 ha sido un año de consolidación para el puerto de Tarragona. La mayoría de nuestros tráficos han experimentado un crecimiento positivo al tiempo que la estrategia de diversificación emprendida nos ha permitido encarar con éxito descensos coyunturales de tráficos específicos»

Por segmentos, destacan las caídas en contenedores (del 7,6%, al pasar de 62.888 teus a 58.106), petróleo y productos derivados (fuel, gasolina y gasoil caen un 33%) y animales vivos (34% menos). En el lado positivo, se disparan los tráficos agroalimentarios, como cereales y piensos (un 20% más) y frutas y hortalizas (42%), la sal potásica (49%), butano y propano (33%), productos siderúrgicos (17%), el tráfico de vehículos (8,5%) y la pasta de papel (7%).

En tráfico de cruceros, el puerto de Tarragona da un «gran salto», al crecer un 54% en escalas y un 90% en número de cruceristas. Este porcentaje se eleva al 632% si se compara con los datos de 2016.

Respecto a los resultados económicos, el balance del año también presenta un retroceso en ingresos y beneficios. En este sentido, la autoridad portuaria facturó 56,5 millones de euros, un 1,5% menos que el año anterior, con un resultado de explotación que se contrajo un 17% y un Ebitda que retrocede un 2,5%. En positivo destaca el capítulo inversor (casi un 7% más, hasta alcanzar los 18,5 millones de euros), el endeudamiento (que se redujo en casi un 5%, hasta dejarlo en 54,7 millones) y las bonificaciones, que aumentaron un 2,5%, rozando los tres millones de euros (2,1 millones en rebajas de tasas a la mercancía y al buque).

El presidente Cruset ha valorado el 2018 como un año de consolidación para el enclave, tras un 2017 que se cerró con unos resultados «excepcionales». Entre los proyectos ejecutados en 2018 sobresalen el rack y urbanización del muelle de la Química (3,4 millones de euros), la campa de vehículos en la futura ZAL (1,9 millones) y la compra de los terrenos de la estación Puerta Centro (3,5 millones).

 

 

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies