NoticiasMarítimo

El puerto de Tarragona aspira a aumentar su cuota de mercado agroalimentario

El Vigía

19 marzo, 2018

Espera incorporar nuevos tráficos a granel y consolidar las exportaciones de ganado

El puerto de Tarragona aspira a aumentar la cuota de mercado en productos agroalimentarios, consolidar el liderazgo del recinto en este sector, incorporar en la estructura de tráficos nuevos productos a granel y consolidar las exportaciones de ganado. Así lo expuso el pasado viernes durante la celebración de la Bolsa Interpirenaica de Cereales de Mollerussa, un punto de encuentro de referencia del sector que se celebra en el marco de la Fira Agrícola de Sant Josep. Esta bolsa reúne a representantes de los importadores, productores, grupos cooperativos, agencias de transporte, centrales comercializadores, brokers y usuarios de diferentes puntos de España, Francia y Rusia, entre otros.

Se trata de un certamen con mucha tradición, donde se presentan las últimas novedades y tendencias y donde los participantes aprovechan para hacer contactos e intercambios comerciales. Paralelamente al certamen agrícola y ganadero, se desarrolla cada año un amplio e interesante programa de jornadas técnicas.

El enclave catalán mantiene un indiscutible liderazgo en el movimiento de productos agroalimentarios, tanto en España como en el Mediterráneo, tanto por su volumen, unos cinco millones de toneladas anuales de media, como por las instalaciones y la repercusión económica de la zona.

El recinto portuario recibe productos agroalimentarios de los principales países productores, como Ucrania, Rumanía, Argentina y EEUU. La distribución de estos productos abarca un hinterland muy importante, que incluye Catalunya, Aragón y gran parte de Navarra y el este de Castilla, donde se fabrica el 40% del total de producción de piensos de España.

Los productos se importan a través de Tarragona y desde aquí se transportan a las zonas donde se fabrican los piensos para la alimentación animal, como son las fábricas de Lleida, Zaragoza, Girona y, en menor medida, a industrias de Soria y Huesca.

Las empresas productoras de piensos están ubicadas en su hinterland, concretamente en el valle del Ebro y en Lleida. Anualmente, por el puerto de Tarragona pasan más del 60% de las materias primas para elaborar piensos para la ganadería catalana, siendo el primer puerto del Estado en cuanto a tráfico de cereales y harinas y también de piensos y forrajes.

El de Tarragona es uno de los dos puertos españoles del Mediterráneo autorizados por el ministerio de Agricultura para la carga y el transporte de ganado vivo. Desde que empezó este tráfico en 2012 y hasta hoy se han movido 1,1 millones de cabezas de ganado, un 70% de la cabaña de bovinos catalana.