El puerto de Sevilla otorga a Boluda y OPDR la gestión de la terminal de contenedores

por El Vigía

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Sevilla ha otorgado a OPDR y a Boluda Corporación Marítima la concesión administrativa para la explotación de la terminal de contenedores, que pasará a llamarse Terminal Marítima del Guadalquivir (TMG).
Desde el enclave detallan que la alianza de OPDR y Boluda gestionará la concesión durante los próximos 30 años. Estará operativa a partir de enero de 2017 y contará con una superficie de unos 180.000 metros cuadrados. TMG se hará cargo de la terminal ferroviaria con tres vías que permiten trenes de hasta 750 metros, de 350 metros de línea de atraque en el muelle del Centenario, de la rampa ro-ro y del patio de contenedores.  sevilla
La autoridad portuaria destaca que «el tráfico de contenedores es uno de los más significativos para el desarrollo económico de Sevilla y supone una tercera parte de las mercancías movidas en el puerto». «Esta concesión -asegura en un comunicado- afianzará la posición de liderazgo del puerto hispalense en esta materia y optimizará la logística intermodal al unir el tren y el barco en una sola concesión».
Por otro, el consejo de administración ha aprobado la ampliación de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) para que Merlin Properties construya una nueva nave de 5.200 metros cuadrados.  Además,  ha aprobado el otorgamiento de una concesión administrativa a Sevisur Logística, sociedad que explota la ZAL de Sevilla, para la ejecución y explotación de una nave de 5.200 metros cuadrados.
Por último, también se ha acordado el otorgamiento de una concesión administrativa por 40 años a Sevitrade para la ampliación de su superficie en la zona franca. La empresa concesionaria ya se encontraba instalada en el polígono Torrecuéllar, espacio en el que actualmente está ubicada la zona franca, y con esta concesión ha aumentado en cerca de 19.000 metros cuadrados su área operativa en el puerto.
Sevitrade invertirá tres millones de euros para acondicionar la nueva parcela destinada a la carga, descarga y almacenamiento de aceites a granel, productos líquidos y productos químicos. Asimismo, prevé construir una nave de unos 10.000 metros cuadrados para el acopio de mercancía general y para la fabricación de abonos compuestos. Desde el puerto estiman que la nave esté operativa a mediados de 2017, entre los meses de junio y julio.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies