Sevilla mantiene los tráficos y aumenta sus beneficios en 2019

por El Vigía

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona, ha realizado este miércoles un balance de la actividad del puerto en 2019 tras la celebración de la primera reunión del año del consejo de administración. El enclave cierra el curso con casi 4,4 millones de toneladas, con una ligera caída de la actividad del 1,2% respecto al año anterior, como consecuencia principalmente del descenso del 18% en el tráfico ro-ro, que cae hasta un 18%.

Desde la autoridad portuaria valoran que se ha logrado mantener el equilibrio en la actividad y destacan los datos económicos, ya que las previsiones de cierre del ejercicio sitúan el importe neto de la cifra de negocio en 19,9 millones de euros y los beneficios se estima que superarán los 1,7 millones de euros. Un aumento importante respecto al año anterior, en el que los beneficios se situaron en torno al medio millón de euros.

El análisis de Rafael Carmona ha destacado 2019 como un un año clave para la finalización de “importantes infraestructuras en la dársena del Cuarto que nos permitirán avanzar en el traslado de la actividad portuaria hacia el sur y, al mismo tiempo, progresar en la integración del muelle de Tablada en la ciudad”.

El presidente ha puesto también en valor la implantación de la nueva estrategia del puerto de Sevilla. “Hemos crecido en potencial logístico en la ZAL, que está por encima del 90% de ocupación, y ya planificamos los desarrollos de una segunda Zona de Actividades Logísticas. Además, en 2019 trabajamos para mejorar nuestro posicionamiento y aprovechar al máximo la canal de navegación con nuevas tecnologías; apostamos por la innovación y la digitalización y continuamos con la promoción de nuevos tráficos”, ha subrayado.

Durante su intervención, Rafael Carmona ha valorado también el aumento del tráfico ferroviario de mercancías en el enclave, con 489.231 toneladas movidas, que representan un crecimiento del 14,8%. En su opinión, “esto es síntoma de la fuerte apuesta por la multimodalidad que está realizando el puerto de Sevilla que ha permitido consolidar la línea Sevilla-Sines e incrementar su periodicidad hasta llegar a las seis conexiones ferroviarias semanales con el puerto portugués”.

Por otra parte, el consejo de administración ha aprobado la encomienda de gestión del Consorcio Zona Franca de Sevilla a la autoridad portuaria para la ejecución de las obras del vallado de ampliación de la zona franca hasta el Polígono de Astilleros. El acuerdo establece que la autoridad portuaria será la encargada de licitar la contratación del proyecto de vallado, así como de los trabajos de dirección de obra, coordinación en materia de seguridad y salud y el seguimiento ambiental. Por su parte, el Consorcio de la Zona Franca asumirá la financiación de la totalidad de estas obras cuyo importe estimado asciende a 425.000 euros.

Tras la construcción del vallado, las empresas instaladas en el Polígono de Astilleros (GRI Towers, Tecade, Megusa, Ditecsa, Astilleros del Guadalquivir, Gmetal y Apimosa) podrán beneficiarse de las ventajas fiscales de la zona franca del puerto de Sevilla. En total, este espacio pasará a tener 43 hectáreas más, sumando un total de 115.

La zona franca del puerto tiene una gran capacidad para atraer nuevas industrias que generen sinergias con la actividad portuaria, en especial, aquellas industrias de transformación y logísticas que exporten a terceros países no comunitarios.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies