NoticiasMarítimo

El puerto de Sevilla ampliará en 20.000 metros cuadrados la terminal de graneles líquidos

El Vigía

17 mayo, 2018

Sevitrade construirá en estas instalaciones cuatro tanques con capacidad para unos 8.500 metros cúbicos cada uno

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Sevilla celebrado este jueves ha aprobado una nueva concesión administrativa al operador Sevitrade por 40 años para la ocupación de una superficie de 20.000 metros cuadrados en la dársena del Cuarto, junto a la terminal de líquidos que opera esta misma empresa logística.

Según los datos aportados por la autoridad portuaria, Sevitrade, que prevé estrenar las instalaciones en el primer semestre de 2019, invertirá 2,1 millones de euros para acondicionar la nueva parcela, que estará destinada principalmente al tráfico de aceites. Para ello, construirá en una primera fase cuatro tanques con capacidad para unos 8.500 metros cúbicos cada uno. 

Desde la autoridad portuaria consideran que la ampliación de la terminal “mejorará la competitividad y favorecerá el incremento de la actividad portuaria, en particular, del movimiento de graneles líquidos”. Un tipo de mercancía que en 2017 despuntó con un crecimiento del 84%, con 422.753 toneladas. A la vez, aseguran que la nueva instalación “reforzará la posición del puerto de Sevilla como puerto multiprósito, caracterizado por disponer de muelles, terminales especializadas, almacenes y maquinaria para mover una amplia variedad de productos”.

En este sentido, la entidad presidida por Manuel Gracia asume que la nueva concesión “supone un paso más en el desarrollo logístico de la dársena del Cuarto”. Esta área, situada al sur de recinto portuario, “cuenta con un gran potencial de crecimiento al disponer de una amplia superficie operativa con acceso marítimo y terrestre”, sostiene la autoridad portuaria, que recuerda que ya está ejecutando en la zona el cierre del anillo ferroviario y de la circunvalación interior del puerto. “Las obras dotarán al Cuarto con las infraestructuras necesarias para optimizar la accesibilidad terrestre”, señalan.