El puerto de Santander recupera los niveles de actividad precrisis

por El Vigía

El puerto de Santander rozó los seis millones de toneladas al cierre del ejercicio, lo que supone un crecimiento del 6,4% respecto a 2017, así como recuperar los niveles de actividad precrisis. De hecho, las estadísticas publicadas por el organismo portuario muestran que durante 2018 se alcanzó el tercer mejor resultado de los últimos 18 años.

La mercancía general creció un 21,4% y se situó en 2,3 millones de toneladas. En este apartado, destaca la buena evolución del tráfico Ro-Ro que, tras crecer un 15% en el último año, permitió a Santander doblar el volumen de toneladas con respecto a sus principales competidores, Vigo y Bilbao. A este resultado contribuyo, especialmente, la apuesta de CLdN por Santander, que en 2018 alcanzó las 304.645 toneladas frente a las 145.461 del ejercicio anterior.

«Las estadísticas publicadas por el organismo portuario muestran que durante 2018 se alcanzó el tercer mejor resultado de los últimos 18 años»

Las estadísticas también confirman el buen comportamiento del tráfico de automóviles, otro de los más relevantes del puerto. En 2018 se alcanzaron las 484.030 unidades, dato similar al año anterior, siendo las marcas Renault y Volkswagen las principales protagonistas de este resultado. De este total, 280.210 unidades correspondieron a exportaciones de vehículos de fábricas distribuidas por toda España, mientras que 203.820 unidades fueron importaciones. En este último apartado cabe destacar el fuerte incremento de las importaciones de BMW-Mini por el puerto de Santander. Los 45.206 vehículos que han pasado por estas instalaciones representaron un crecimiento superior al 37%.

Con respecto a la mercancía general, aunque no rodada, también es relevante el crecimiento de los productos siderúrgicos, que alcanzaron las 326.917 toneladas, incrementándose más de un 27%, siendo los principales protagonistas de este apartado el alambrón de GSW y las bobinas de Santander Coated Solutions.

Por su parte, el tráfico de graneles sólidos se situó en 3,3 millones de toneladas, lo que supone un retroceso de un 4,67 % frente al 2017, que fue excepcional debido a la fuerte importación de cereales. No obstante, desde el enclave subrayan el crecimiento de las exportaciones de cemento de Cementos Alfa, de carbonato cálcico de Solvay, la exportación de sulfato sódico y la importación de abonos para distintos clientes. En cuanto a los graneles líquidos, que con 339.510 toneladas tan solo suponen un 5,7% de la actividad, destaca el fuerte crecimiento de la exportación de bioetanol, que creció casi un 60%, con 108.531 toneladas cargadas.

LA AMENAZA DEL BREXIT

La gran amenaza e incertidumbre del enclave es el Brexit, ya que el 25% de la mercancía movida por Santander tiene origen y/o destino Reino Unido. Por ello, la autoridad portuaria se está preparando para superar este reto con éxito.

A pesar de ello, desde el enclave afronta 2019 con optimismo. «Se espera que CLdN y la mercancía general sigan creciendo, Volkswagen lanza un nuevo modelo de automóvil fabricado exclusivamente en su fábrica de Landaben, que impulsará la exportación de automóviles, y se mantendrán los graneles sólidos y líquidos. Con respecto a los pasajeros, será un buen año de cruceros, con 24 escalas comprometidas», apuntan en un comunicado.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies