NoticiasMarítimo

El puerto de Santander celebra los siete millones de vehículos transportados

El Vigía

8 octubre, 2018

El enclave se consolida como referente para la logística del automóvil

El puerto de Santander celebra que siete millones de coches hayan transitado ya por sus instalaciones, lo que consolida al enclave cántabro como referente del tráfico de vehículos nuevos en la fachada atlántica española. La Autoridad Portuaria ha celebrado el dato junto al resto de la comunidad portuaria y las instituciones de Cantabria, en un acto que ha contado con la participación del presidente del puerto, Jaime González; el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero; la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. Todos resaltaron la importancia del esfuerzo y el buen hacer de los agentes implicados en este tipo de tráfico que han conseguido convertir el puerto en uno de los más importantes dentro de la logística del automóvil en España.

Jaime González ha avanzado algunos de los retos del puerto para este sector, entre ellos la adaptación del puerto y de “toda la industria relacionada con la automoción, incluidos el sector de transporte y logística, a los vehículos eléctricos y a la movilidad sostenible”, y la implantación de sistemas de digitalización que permitan avanzar en la nueva revolución, como el blockchain y el bigdata.

Las 492.168 unidades manipuladas en 2017 suponen un nuevo récord absoluto para el puerto de Santander. Especialmente positivo fue el comportamiento de la importación, que aumentó el ratio con respecto a la exportación hasta el 39%. En cuanto a 2018 está previsto alcanzar cifras incluso superiores. Pese a la competencia de otros puertos de la cornisa cantábrica, las previsiones de consolidación de los tráficos obligan a diseñar soluciones que faciliten nuevos espacios. Por esta razón, la APS trabaja en un nuevo diseño de la terminal de automóviles que permita la manipulación de hasta 600.000 coches anualmente, con unos niveles de servicio y calidad óptimos. Para ello, la finalización del muelle de Raos 9 dotará a la terminal de mayor capacidad, junto a la construcción de estructuras verticales de almacenamiento de coches.

Fue en septiembre de 1986 cuando, por primera vez, un buque car-carrier realizó una operativa de coches nuevos en los muelles de Raos. Los primeros vehículos llegados entonces fueron 399 unidades de la marca Lada que fueron desembarcadas en el buque Yuriy Avot, procedentes de la extinta Unión Soviética. Tras los turismos soviéticos vinieron marcas como Opel y Volkswagen. La participación de grandes navieras transoceánicas como Wallenius&Wilhelmsen y Höegh Autoliners tiene un rol determinante, al igual que navieras especializadas en el shortsea shipping, como UECC, EML y Suardíaz o más recientemente Neptune Lines. Por otro lado, empresas como Tranfesa, Semat, Pecovasa o Comsa, además de Renfe, junto operadores logísticos terrestres como BAL, CAT, Síntax Logística o Gefco, permiten que el modo marítimo-ferroviario alcance cuotas superiores al 50% en la exportación.